Septimo Vicio - El cine visto desde otros t iempos

"Next" por Carlos Polite

Publicado: 02/08/2007

Next

Pocos autores de ciencia ficción han sido tan adaptados a la gran pantalla como Philip K. Dick. Algunas veces con mucha fortuna, como "Blade Runner", "Desafío Total" o "Minority Report" y otras con menos o casi ninguna, como "Asesinos Cibernéticos" o "Paycheck". Lo que está claro es que sus libretos siempre has resultado la mar de cinematográficos y sus personajes torturados y con dobles personalidades la mar de atractivos.

Por desgracia, esta propuesta que nos ocupa habrá que colocarla en el segundo furgón, concretamente en el de las oportunidades perdidas. La película nos cuenta la historia de un mago de poca monta que tiene la capacidad de ver los que le va a pasar en los próximos dos minutos de su vida. Esta capacidad pone en alerta a una agente del FBI que piensa que le puede venir muy bien para coger a unos terroristas que quieren hacer detonar una bomba nuclear en los EEUU.

Next

Bien, este argumento, que evidentemente podría dar bastante de sí, se convierte en manos del neozelandés Lee Tamahori (antaño prometedor director de películas como "Guerreros de Antaño" o "El Desafio") en una aséptica sucesión de secuencias de acción mejor y peor planificadas a mayor gloria de una Nicolas Cage con un peinado imposible, que debería empezar a elegir con más cuidado sus papeles. Alguna de dichas secuencias resulta divertida, como la de la huída de sus captores al inicio en un casino de Las Vegas, pero la mayoría de ellas suenan a ya visto y dejan una sensación de deja vu a la par que una total indiferencia.

Next

Entre medio tenemos a una Julianne Moore en un papel imposible como agente del FBI y una historia de amor entre el prota y la megaexplosiva Jessica Biel de lo más ñoña, ridícula y chorra. Ni un gramo de tensión, ni una pizca de profundidad en los personajes, ni rastro de los marcianos personajes que habitan la cabeza del señor Dick. Eso sí, todo servido con un ritmo bastante frenético para no pensar demasiado en lo que estamos viendo y servido en unos reconfortantes 90 minutos estándar.

Tenga claro querido espectador que no sufrirá daños irreparables por el visionado de esta película si todavía le queda alguna neurona útil tras el horrendo verano cinematográfico que llevamos. Allá usted, eso sí, le aseguro que se le olvidará nada más salir del cine.

Carlos Polite

Novedades en Septimovicio



Tags populares