Septimo Vicio - El cine visto desde otros t iempos

"Lío embarazoso" por Carlos Polite

Publicado: 03/11/2007

Ya comenté en una anterior reseña relativa a «Un Funeral de Muerte» la dificultad sobre la realización de buenas comedias. Género nunca dado a recibir grandes premios, pero que ha otorgado alguna de las mejores películas de la historia del cine gracias a monstruos como Billy Wilder, Ernst Lubich, Blake Edwards y otro muchos y que ha dado actores que permanecen en el imaginario cinéfilo del personal. Con esto no quiero decir que estemos ante una obra maestra del género, pero si ante una comedia excelente y una muestra de que el género todavía puede dar muchísimo de sí, cosa que desde luego no esperaba de su director y guionista, Judd Apatow, tras su debut con la intrascendente «Virgen a los 40».

La historia en sí resulta de lo más inverosímil, lo cual no resulta nada malo hablando de una comedia (¿acaso «Irma la Dulce» era realidad urbana pura dura?). Presenta dos personajes antagónicos, por un lado un perfecto cabeza de chorlito regordete que pasa las horas fumando marihuana con sus amigos mientras preparan una web sobre desnudos de actrices famosas y, por otro lado, a una chica estupenda de la muerte, guapísima, responsable con un trabajo magnífico que vive con su hermana y su marido. Un improbable polvo de una noche bajo los efectos del alcohol dará lugar a un inesperado embarazo que pondrá patas arriba la vida de ambos. A pesar de lo increíble de la propuesta, ya que nadie se puede creer que semejante mujer se encame con un tipo así y mucho menos que se acabe enamorando, la película responde a un clásico de toda la vida como es chico encuentra chica, la pierde y la vuelve a encontrar para siempre jamás y por obra y gracia de un guión magnífico te la acabas creyendo casi a pies juntillas.

El primer acierto de Apatow es el cariño que tiene por todos y cada uno de los personajes. Uno de los defectos de muchas comedias recientes es el excesivo protagonismo de los secundarios, en los que se acaba cargando casi en exclusividad la comicidad del asunto en detrimento de los protagonistas, que acaban por ser menos atractivos a pesar de estar interpretados por la estrella de turno. Aquí no. Todos están tratados con un mimo y con un esmero impropio del cine de hoy en día. Resultan entrañables y de una humanidad desbordante a la par que graciosos, desde el primero hasta el último. Segundo acierto de Apatow, el reparto. Un elenco prácticamente desconocido que raya la perfección y que sabe darle a sus personajes el punto adecuado. Sería complicado quedarte con alguno, ya que todos acaban resultando cercanos cuando no absolutamente desternillantes (la impagable cuadrilla del protagonista). Tercer acierto de Apatow, la huida de la edulcoración que suele teñir este tipo de películas. Esto la emparenta con la comedia de la Aniston «Separados» estrenada hace un año, pero con resultados infinitamente superiores, tocando detalles que retratan problemas de pareja con los que muchos se pueden sentir identificados y que entran mejor a base de comedia sin perder un ápice de su dramatismo y su miseria. El primero de los tres directores mencionados al comienzo era un especialista en servir tremendos dramas humanos en clave de comedia.

Todo ello se sirve en algo más de dos horas de película, lo que quizá sea algo excesivo, pero que apenas se nota. La sonrisa en la cara es constante y las carcajadas abundantes. Una propuesta de género que no hay que perderse y que se corona como una de las mejores comedias estrenadas en los últimos años. No ganará premios, no contará con el beneplácito de una gran parte de la crítica, pero se trata de una muestra de cine bien escrito y posteriormente bien rodado.

Carlos Polite

Ne en 27/11/2007

JÁ!!! puesssss a ver si empezais a pensar igual los hombres si veis a una gorda perdedora (con personalidad!)

Faraway en 11/11/2007

Creo que estás siendo un tanto injusto. Eso que decís de que un tipo así nunca ligaría con esa rubia.
Ante todo, el tipo será un gordo perdedor, pero sin dudas tiene personalidad, y eso para las mujeres es un atractivo de la gran puta. Es cierto: para nosotros, los hombres, una gorda con personalidad no tiene chances, pero por suerte las mujeres no son tan poco tolerantes. Muy buena la crítica, de todas maneras.

Novedades en Septimovicio



Tags populares