Septimo Vicio - El cine visto desde otros t iempos

Todos tus muertos

La carne y la frontera, dos elementos recurrentes en el cine latinoamericano, son los protagonistas de “Todos tus muertos”, el segundo largometraje de Carlos Moreno, un thriller lindante con otros tantos géneros (sobre todo con el fantástico), presentado en competición casi simultáneamente en los recientes festivales de Sundance y Rotterdam.

Publicado: 10/02/2011

 

De hecho, el logro de Moreno, que se dio a conocer en el circuito festivalero con su debut “Perro come perro” (2008), se encuentra en apostar por esa hibridación genérica para un relato alegórico en torno a la violencia, la connivencia entre políticos, ejército y medios de comunicación, y la angustiosa e indefensa posición del ciudadano frente a la barbarie. Lo putrefacto del sistema, corrupto en todos sus espacios, aparece así como idea central de la narración y Moreno la pone en escena ya desde el arranque del filme: la animalidad con que Salvador, el personaje principal, toma a su mujer nada más comenzar la jornada hace intuir un porvenir de similar tono y carnalidad.  

Pero antes que carne que es capaz de engendrar más carne, lo que va haciendo acto de presencia en el relato es la materia muerta, lo cárnico en proceso de descomposición. Y, paulatinamente, a lo largo de la primera media hora del filme Moreno, que sitúa su trabajo en un domingo de elecciones en un pueblo fronterizo de Colombia, nos enseña en los márgenes de los planos la putrefacción: ya sea por la el zumbido de los mosquitos y moscas o por la imagen de carne de animales en una carnicería, la podredumbre va ocupando espacio poco a poco hasta que aparece en (casi) toda su evidencia cuando Salvador va a trabajar al maizal y se encuentra con una montaña de cadáveres en sus tierras. Moreno nos lo muestra en un travelling subjetivo mediante el cual el espectador queda acongojado al mismo tiempo que el protagonista, para finalmente acabar esa toma en un cuadro aéreo que casi reclama una respuesta al cielo sobre el motivo de ese inexplicable acontecimiento. 

A partir de entonces, la narración se construye a partir de la lucha entre el plano y el contraplano, enfrentamiento que dilata la tensión a la vez que insiste en remarcar la pequeñez del ciudadano común (Salvador, dibujado por Moreno como un tipo algo corto, cuya bizquera le precede) frente a la confabulación de los poderes establecidos, que pretenden a toda costa que ese suceso no se haga público. Bajo un sol asfixiante, la lucha de entre la razón y el poder puesta en escena por esa tensión del montaje queda aún más marcada por los alucinados subrayados que bordean el terror y no se puede más que aplaudir tal estrategia: llega un momento en que en la lucha de opuestos pesan más los muertos que cualquier justificación o argumento.  

El clima alienígena con el que Moreno dota su trabajo es a todas luces uno de los puntos a favor de su trabajo, que, por otra parte, peca de demasiada voluntad por cerrar concéntricamente el relato. La estrategia deja intuir un guión demasiado férreo y ensimismado, dos puntos que entorpecen la fluidez de la película, pero, por el contrario, otorga consistencia alegórica a la propuesta; muy especialmente en su final, donde Moreno expone el artificio a telón abierto, dejando que el espectador juzgue el peso de lo representado y se cuestione cuanto validez tiene hoy en día esa metáfora de los muertos sin lugar donde caer muertos.   

 

Tags:

eva en 14/02/2011

Todas las peliculas que nos muestran la realidad del día a día de estos lugares en los que las libertades estan solo en la boca de algun político que no quiere que los demás vean la realidad, son tan dolorosas que cuesta hacerse el ánimo para ir a verlas al cine. Nuestras mentes, generalmente mullidas y sin miedo, no quieren ver tanto dolor a menos que se vea claramente que son de ciencia ficción. Estas son las que hacen que te suba el cosquilleo por la garganta y tengas que frenar esa sensación de ahogo y vergüenza que sentimos al girar la cabeza y decirnos que no podemos hacer nada.

Novedades en Septimovicio



Tags populares