Septimo Vicio - El cine visto desde otros t iempos

Red de Mentiras

Algo extraño tienen las películas con temática de terrorismo yihadista para fracasar miserablemente en territorio norteamericano y el hecho de que una propuesta con tres de los nombres más potentes del cine actual no haya sido una excepción lo confirma.

Publicado: 16/11/2008

No se si será conciencia culpable respecto al tema de oriente medio o sencillamente que la gente está hasta los mismísimos de tanto terrorista suicida, pero con la tontería se han perdido una de las mejores películas del año, no en cuanto a fondo del asunto, sino en cuanto a rabioso entretenimiento.

No hay duda de que salvo contadas excepciones las películas de Ridley Scott (el mejor de los hermanos Scott no lo olvidemos) resultan un espectáculo visual de primer orden. Su capacidad para manejar enormes presupuestos y rodar películas con una rapidez y eficacia envidiables no conoce límites. Los únicos que se le emparejan serían Woody Allen o Clint Eastwood, pero en las antípodas en cuanto a estilo y presupuesto. Pero una de las cosas que más asombran de este enorme director es su capacidad para sacar petróleo de guiones bastante normalitos. Y aquí, de nuevo como ya pasara con «American Gangster», la sensacional y reinvindicable «El Reino de Los Cielos» o la portentosa «Black Hawk Derribado», esta nueva película no es un excepción.

Red de Mentiras Di Caprio

La historia supongo que tiene su complicación, pero a la larga es lo de menos ya que resulta bastante previsible y facilona en cuanto a su resolución. Di Caprio es un agente de campo encargado de finiquitar a una célula de terroristas que opera el oriente medio, para ello contará con la ayuda, aunque esto es un decir, de su superior, un jefazo de sección de la CIA que opera desde los EEUU y que siempre está pegado al teléfono interpretado por Rusell Crowe. Todo esto amenizado con tramas secuendarias, unas más acertadas que otras. La cosa no da más de sí. Lo bonito del tema es que el envoltorio es sencillamente fascinante. No porque la película esté plagada de secuencias de acción, (hay un par o tres cortitas en todo el film, eso sí, impecables y muy realistas), sino por la capacidad de Scott para hacer que todo resulte más que creíble, muy emocionante. Para ellos cuenta con dos actores en absoluto estado de gracia. Di Caprio está como casi siempre fenomenal en un papel muy parecido al que ya interpretó de forma magistral en «Diamantes de Sangre». Atención a la secuencia de la tortura o a cualquiera de los momentos que interactúa con Crowe y sobretodo con un sensacional Mark Strog interpretando al jerifante de inteligencia jordano. Pero de nuevo es Rusell Crowe el que se lleva la palma, destila ironía, sarcasmo y veracidad en otra más de sus camaleónicas interpretaciones. Da miedo que un hombre pegado al teléfono sea capaz de ordenar ejecuciones y disponer de las vidas de las personas mientras hace el desayuno de sus hijos o ayuda a uno de ellos a hacer pis. La gordura de la que hace gala podría valer como perfecta metáfora de una política intervensionista yanqui que se ha mostrado más como una parte del problema que se vive a nivel mundial que como solución del mismo. Aunque podría no significar nada más allá de que se ha pasado con las hamburguesas. Pero eso es lo de menos, ya que aquí lo que importa es el puro entretenimiento.

De nuevo Scott se recrea en el estilo que le ha hecho famoso, lleno de tomas espectaculares desde diversos ángulos tomadas con multitud de cámaras, montaje rápido pero nada molesto, colores saturados y obsesión por la estética preciosista con los que conforma una puesta en escena única y capaz de hacer emocionante hasta el avance de unos vehículos por el desierto. Scott 100%. Atrás quedan los flecos de un guión escasamente relevante y que no aporta nada verdaderamente nuevo, un personaje femenino de muy poco peso con el que se introduce una intrascendente subtrama amorosa y el hecho de que finalmente a uno le importe un bledo si lo que te cuentan es verdad, podría ser verdad o es una incoherencia tras otra. Hasta ahí llega el genio de este prestirigitador del séptimo arte. Mi recomendación es, desde luego, no perdérsela.

Carlos Polite

Chaos en 11/01/2009

Excelente película del genial Ridley Scott. Sin duda alguna ha vuelto a darle la vuelta a la tortilla, y nada más y nada menos que con una película sobre el conflicto que más afecta en estos momentos en el mundo de la guerra. Oriente medio. La acción en la película es constante, ya se vió en Black Hawk derribado o en Gladiator. Con grandes dosis de explosiones, planos impresionantes en un terreno desértico, las persecuciones magníficas.

- En cuanto al reparto, solo tengo una palabra "Deleitante". Crecí con Dicaprio por su papel de Jack, en Titanic, nunca me gustó demasiado. Hasta que le vi en un papel diferente en "Diario de un rebelde", mi punto de vista respecto a Dicaprio empezó a cambiar. Vi "El aviador", no supe valorar mucho esa interpretación, hasta hace poco. Me gustaría volver a ver sa película para compararlo con el personaje que interpreta Howard Huges. No obstante la película me gustó. Gangs of New York, con un papel corto para Liam Nesson haciendo de padre de Dicaprio, y un genial Daniel-Day Lewis, en su papel de El carnicero. Dicaprio cada vez me gustaba más como actor. Pero definitivamente, me encantó, y la película también, en la oscarizada "Infiltrados" del genio del cine del crimen Martin Scorsese. El papel de Billy Costigan de Dicaprio, simplemente me pareció demoledor,´un trabajo fantástico. Ahora vuelve con un papel parecido, haciendo de un agente contraterrorista, y Dicaprio me vuelve a sorprender, y me vuelve a encantar en este papel. Tenemos también a un genial Rusell Crowe, haciendo de marionetista de Dicaprio, pero no sin perder la dureza del personaje, y su carácter de mandato y liderazgo. En ocasiones parece una sabandija, que se cuela por las tuberías e intenta sacar jugo de la situación. Me encanta cuando hace eso. Y el enfretamiento a distancia con Dicaprio, es estupendo. A parte tenemos en un tercer lugar a Mark Strong, que me parece que su actuación aporta mucho a la película. Es la primera vez que le veo actuar, y me gustó mucho en su papel de árabe, rico y con hombres a su servicio. Una especie de gentleman, del oriente medio, refinado, educado, pero fuerte e intimidador. El que odie que Dicaprio le mienta, creo que es la principal causa del título de la película.

- A parte el guión es fluído, utiliza las palabras y el vocabulario familiarizado con los oficios que los protagonistas desempeñan. No aburre ni cansa, y te mantiene en una situación, que te gustaría saber inmediantemente que va a ocurrir.

- Es posible que el único fallo de la película es que sea demasiado larga. Y en ocasiones, resulte hasta un poco aburrida, y que canse. Pero es Ridley Scott, y si se lo pudimos perdonar con El Reino de los cielos, aunque no me estaba bien, tampoco me entusiasmó, y con American Gángster, brillante, creo que podemos hacerlo con esta película.

- La gente no debería dejarse intimidar por lo que representa, es algo real, y aunque no vivamos con ello, a miles de km de aquí, hay guerras, y muere gente. Las personas deberían entender, que el cine solo trata de transmitir una pequeña idea de algo que ocurre en la realidad, creo que es lo más humano de la película, el intentar transmitirnos algo que ocurre de verdad, y que nos hace pensar más en ello. Le doy un 9 a la película, animo a todo el mundo a que la vea.

McShuibhne en 17/11/2008

La he ido a ver este fin de semana y lo cierto es que me gustó mucho. Y aunque el papel de Crowe es más que digno, hay que destacar también a Leonardo DiCaprio, quien sigue ascendiendo como intérprete. La verdad es que nunca fue un actor que me gustara mucho, hasta "Infiltrados", otro peliculón de Scorsese, al que creo que DiCaprio debe su madurez como actor.

Cierto que los impactos visuales de Scott no pasan "desapercibidos". Una de las cosas que más me han atraído de la película es su tensión narrativa.

Por otro lado, hablar del trasfondo del filme sobra, porque ésta no es una película para sacar conclusiones políticas ni ideológicas, sino que se vale de la actualidad más tensa para entretenernos. Y cumple.

Saludos.

Novedades en Septimovicio



Tags populares