Septimo Vicio - El cine visto desde otros t iempos

"21 Black Jack"

Crítica / Reseña de 21 Black Jack por Carlos Polite

Publicado: 23/04/2008

No esperaba a estas alturas de mili encontrarme en el cine con un remake inconfeso de la muy apreciable «Risky Business». Historia sobre experiencias y aprendizajes vitales que nos convierten en mejores personas, nos hacen apreciar lo que tenemos a nuestro alrededor y lo que de verdad importa, así como alcanzar nuestras metas personales. El sueño americano en estado puro oigan. En definitiva, pura farsa, estupidez masiva y mucho tiempo mal empleado. Algo huele a podrido últimamente en las salas de los cines. Y esta película en concreto apesta, entre otras cosas, a rancia naftalina.

Lo que en la película de Tom Cruise eran las putas, aquí se convierte en Las Vegas. Sinceramente, no salimos ganado con el cambio. Un superdotado de las matemáticas con problemas económicos para entrar en la universidad de Harvard se mete en un grupo de estudiantes liderado por su profesor para reventar los casinos de las vegas jugando al Black Jack, ya que por medio de contar las cartas han logrado dar con un sistema para engañar al sistema convirtiendo el puro azar en una fórmula matemática infalible. Lo que empieza como una forma fácil de ganar dinero se convertirá en una pesadilla cuando entre en escena el vigilante de uno de los casinos a los que han esquilmado.

Todo esto nos sirve, como bien dije al principio, para contarnos una historia de aprendizaje trillada y que transita con absoluto sonrojo por lugares comunes y por situaciones vistas una y otra vez causando un sonoro bostezo en quien aquí suscribe. Resulta evidente que la película está dirigida al público adolescente o preadolescente, no se si como puro divertimento o como una fábula moral de nuestro tiempo (término que ya utilizaba Viscarret para definir su bochornosa ópera prima), ya que no hay que olvidar que estamos ante una historia supuestamente verídica (¿alguien gritó estrenos televisión?). No falta el giro hacia la arrogancia de un personaje principal caracterizado por su absoluta candidez cuando empieza el film, la pérdida de los amigos inadaptados para darse cuenta finalmente de lo importantes que son para él y lo perdido que se encuentra sin ellos, el ligue con la chica inalcanzable y guapísima, la caída en desgracia y la recuperación por medios supuestamente imprevisibles. Llena de personajes de una sola pieza y sin ningún carisma o talante, según se mire. Puro formulario administrativo. Resulta incluso doloroso ver a un grande venido a menos como Kevin Spacey paseándose por cada escena haciendo de sí mismo en un papel que no le supone ningún reto.

La verdad, tengo que decir que no tendría nada en contra si por lo menos el producto fuera entretenido, pero resulta tan desagradablemente previsible, repetitivo, cansino y ridículo que no tiene agarradera ninguna. Si uno lo que quiere es ver Las Vegas en su esplendor que vea los lunes el CSI o recupere «Oceans Eleven», una muestra de cómo con talento se puede hacer algo muy entretenido de cosas muy vistas.

Carlos Polite (cpolite @ septimovicio.com)

J. P. Bango en 23/04/2008

El mes de abril, tradicionalmente, suele ser bastante parco en cuanto a estrenos, así que no debería extrañarnos esta horfandad artística. Para compensarlo, tenemos un apasionante mes de mayo al otro lado de la esquina, con el estreno de Indiana Jones en el horizonte, y con The Mist de Frank Darabont, una auténtica delicia lovecraftiana, volviendo a poner en su sitio al cine de terror.

Saludos cinéfilos, camaradas.

Ruben Divall en 23/04/2008

Jajajajaj, no me he reido tanto con una crítica... ¡ais! menos mal que tenemos Cine Asiático, porque sino esta web sería de tebeo con tanto "remake", "refrito" y americanada.

Un saludo, grande Carlos!!

David "SéptimoVicio" en 23/04/2008

Jajaja. Macho, esta reseña es magistral

Novedades en Septimovicio



Tags populares