Septimo Vicio - El cine visto desde otros t iempos

"Bajo las estrellas" por Carlos Polite

Publicado: 28/06/2007

Debut cinematográfico del navarro Félix Viscarret y que el mismo definió en su preestreno como una pequeña fábula contemporánea. Debut que a pesar de ser multipremiado en Málaga y haber tenido el beneplácito de la crítica y de momento también del público, sólo puedo calificar de desastroso.

La película narra la historia de un bala perdida que toca la trompeta y vive en Madrid con su novia, interpretado por Alberto San Juan, que recibe la noticia de la pronta muerte de su padre y decide volver a su lugar natal en la localidad de Estella (Navarra), reencontrándose con todo aquello que dejo atrás en un momento de su vida y de lo que parece ser nada más quería saber.

La película empieza y termina con Alberto San Juan. El está extraordinario, tiene las mejores frases y los mejores momentos de la película y es quien en algunos momentos hace soportable su visionado. El resto es una torpeza sin fin empezando por el guión, que no puede catalogarse más que de lamentable y terminando con la dirección de Viscarret, que abusa de la música y el efectito barato para forzar el dramatismo de alguna secuencia como la del paseito nocturno del protagonista después de haber tenido un altercado en un bar. Las relaciones entre los personajes resultan incomprensibles, ejemplo de ello la relación de noviazgo entre el hermano del protagonista y el personaje de Emma Suarez. Todos los personajes rallan el topicazo ofensivo en algunos momentos, como la novia de Madrid o los viejos amigos de Estella, que son retratados como unos pueblerinos que realizan odas a la tierra y la buena sangre Navarra; la relación entre San Juan y la niña como motivo de reactivar el sentido de la vida del protagonista que hubiera despertado la ira de cualquier crítico nacional si aparecieras en la clásica ñoñería yanqui; incluso el apunte político sobre el conflicto violento del país vasco simplificado hasta el extremo.

Algunos dirán que resulta tierna y entrañable, nada más lejos de la realidad, todo es artificial y torpe en esta película. La felicidad de todos los personajes depende de un acontecimiento que se ve venir casi desde el principio y que, como no, acaba dándose. Absolutamente todo en esta película de segundas oportunidades resulta moralista y simple, lo cual no tendría porque ser malo, pero en este caso carece de la más mínima profundidad.

Quizá no sea para tanto, quizá la película no sea tan mala. Ya que hay que entender que la crítica no deja de ser una ejercicio de subjetividad al igual que la propia experiencia de ver una película. Pero ésta en concreto me resultó algo molesta y en los comentarios posteriores con mis compañeros de proyección, irritante. Algo de lo que he comentado habrá.

Carlos Polite

Novedades en Septimovicio



Tags populares