Septimo Vicio - El cine visto desde otros t iempos

"Cobardes"

Crítica de "Cobardes" por Carlos Polite

Publicado: 29/04/2008

La cultura del miedo ya quedaba perfectamente reflejada en la absolutamente magistral «Bowling for Columbine» del señor Michael Moore, al igual que queda retratada, no tan bien todo hay que decirlo, en la segunda película que firman a dúo José Corbacho y Juan Cruz tras su más que apreciable «Tapas». El acoso escolar a un no tan inocente muchacho es la excusa para poner delante de nuestras narices a una serie de personajes atenazados por distintos miedos que son incapaces de poner solución a todo aquello que les rodea. Todo ello a pesar de encontrarnos en la supuesta era de la telecomunicación, que si bien nos ha traído una muy variada comodidad también ha potenciado la capacidad de alienación de casi todos nosotros, sobretodo de los más jóvenes, quienes han creado una mundo a través de su teléfono móvil, alejado del calor humano y de la verdadera y auténtica comunicación.

No es sólo el terror que siente el muchacho protagonista cada vez que va a la escuela el que nos muestra la película. También nos encontramos con el miedo de una madre a no conocer al monstruo que se esconde tras la angelical cara de su niño, al de un padre subyugado por su jefe a perder su trabajo, al de otra madre incapaz de entrar en la coraza levantada por su propio hijo para poder ayudarle, al de un agresor alejado del auténtico calor de sus padres y al de unos amigos del agresor a ser ellos quienes estén al otro lado del móvil cuando se graban las agresiones y vejaciones. Pero lo que verdaderamente se pone en solfa en la absoluta incapacidad del sistema para acabar con un problema que en los últimos años se ha acrecentado de manera absolutamente aterradora y que nos ha llevado a pensar que clase de criaturas estamos criando. También hay que decir que los medios de comunicación han puesto su grano de arena en tanto alarmismo. Desde todo este punto de vista la película es necesaria y valiente, aunque los resultados no sean todo lo óptimos que uno desearía.

Cobardes

Cobardes

Cobardes

Efectivamente el trazo en algunas ocasiones grueso que ya se dejaba entrever en la opera prima de los directores a la hora de confeccionar algunos personajes y situaciones no ha sido del todo corregido. Esto en una comedia no suele tener efectos excesivamente negativos, ya que en ocasiones las comedias no son sino deformaciones de la realidad en la que vivimos. Pero para un drama, la cosa chirría. En este caso todo lo relacionado con el estamento educacional y la relación de la tutora con los padres se encuentra muy desdibujada y explicitada únicamente con cuatro trazos mal planteados y peor resueltos (si bien la reunión con los padres es una forma de poner en solfa la educación de los propios chavales echando mierda sobre los padres, la secuencia no deja de ser absolutamente simplista).

Es en el apartado actoral donde la película juega sus mejores bazas como ya lo hacía en su anterior película. Un casting estupendo y con sorpresas de lo más agradables como una Paz Padilla en un papel en las antípodas de su imagen catódica es el que por momentos eleva la película y la saca de su constante irregularidad. También resulta verdaderamente inquietante la naturalidad con la que el chico malo se dedica a sus variadas tropelías con su cuadrillita de matones. Ambos directores vuelven a mostrar una magnífica habilidad para la dirección de actores, no así para resolver la película, que queda con varios interrogantes que no vienen mucho al caso, dejándote algo perplejo en la butaca.

La propuesta como decía es necesaria, porque de alguna manera debemos denunciar lo que está pasando en las aulas de muchos colegios de nuestro país. También es valiente porque efectivamente apunta a muchos lugares y a muchos responsables a pesar de quedar todo ello muy disperso a lo largo del metraje. Nadie les puede decir que la intentona, por resultar fallida, no haya merecido la pena.

Carlos Polite (cpolite @ septimovicio.com)

claudia en 03/08/2008

la pelicula es muy buena la verdad, el trabajo esta conseguido, ademas qe yo tengo 14 años, la edad de los personajes, me ha hecho ver la importancia actual del acoso escolar es nuestro pais y la verdad hay que solucionarlo, por otra parte felicito de corazon a los directores que han hecho un trabajo formidable.

Novedades en Septimovicio



Tags populares