Septimo Vicio - El cine visto desde otros t iempos

"Cometas en el Cielo"

Curioso director Mark Forster. Resulta ser uno de estos directores que valen igual para un roto que un descosido, lo mismo dirige un dramón como «Monster ball», un biopic blandito, poético y finalmente entrañable como «Descubriendo Nunca Jamás», un trhiller sobrenatural, marciano, hipnótico y a recuperar como «Tránsito» o una comedia surrealista y absolutamente maravillosa como «Más Extraño que la Ficción». A saber que hará con la nueva de James bond. Lo primero que llama la atención del acabado de su nuevo proyecto es su absoluta falta de garra y su escasa, por no decir nula, convicción.

Publicado: 22/04/2008

Adaptación al cine de la novela escrita por el exiliado afgano-americano Khaled Hosseini, nos cuenta la historia de dos niños afganos que comparten una gran amistad truncada por un hecho dramático. Años después, estando uno de ellos exiliado en EEUU deberá volver a su país natal, en manos de los talibán, para arreglar cuentas pendientes con su pasado y su conciencia.

Cometas en el cielo

Cometas en el Cielo

Cometas en el Cielo

Poco rastro hay en esta cinta del director que elevó alguno de los títulos antes mencionados a cotas bastante más altas de lo que cabría esperar. Forster dirige con una especial desgana y eso se deja ver en un producto final que no llega con auténtica emoción al espectador. No hay que confundir emoción con sensiblería. Aquí de esta última hay bastante, normalmente enfatizada por la banda sonora de Alberto Iglesias. Que sí, está muy bien, resulta pegadiza y agradable, pero recomendaría echar un vistazo a sus muy superiores trabajos con Médem y Almodóvar para darse cuenta del pedazo compositor que es. Aquí cumple, pero no llena el espacio que deja vacío el director.

Pero lo que más llama la atención es la escasa credibilidad del producto. Aquí recomendaría ver la película en versión original, ya que uno no se acostumbra a escuchar a unos niños afganos hablar en castellano. Las imágenes no resultan contundentes como si lo eran las puestas en pantalla por Winterbottom en su naturalista «Un Corazón Invencible», rozan el ridículo en su tercio final en un Kabul destruido y controlado por los talibán y lo alcanzan plenamente en un anticlimax únicamente preparado para que el espectador se sienta mejor, para que el malo reciba su merecido y nos quede a todos claro que el bien de vez en cuando vence. Todos los grandes temas que se tocan a lo largo de la película como la amistad, la traición, el amor paterno-filial, el desarraigo, la denuncia política y finalmente la redención no quedan bien rematados en ningún momento por unos actores que resultan escasamente creíbles en sus papeles. En ningún momento la película vuela alto como lo hacen esas cometas como símbolo de libertad e igualdad a modo de halcón milenario.

Sorprende que un director tan atípico como Forster haya convertido un producto a priori propicio para realizar un profundo y emocionante estudio tanto de personajes como de un terrible contexto político en una drama pseudotelevisivo que podría pasarse sin ningún rubor un sábado por la tarde en antena tres. Algo ligero, falsamente trascendente y engullido por la pura industria.

Carlos Polite (cpolite @ septimovicio.com)

PUTEROO en 02/09/2008

sabeis una cosita??

sois todos unos FRIKISSSSSSSSSS!!!!!!

Chus en 15/05/2008

La crítica es demasiado severa porque de todas formas una película así es necesaria. No he leído el libro y no sé hasta que punto es fiel a la novela pero supongo que le condiciona.

Novedades en Septimovicio



Tags populares