Septimo Vicio - El cine visto desde otros t iempos

Gran Torino

Se construye el último film de Clint Eastwood con materiales directamente reciclados del infravalorado mundillo de los telefilmes, incluida una temática redentora-moralista cuyos epítomes no solo recuerdan, como se ha escrito, al thriller de los setenta, inspirado por el binomio Don Siegel/Clint Eastwood,  sino al de los ochenta por su especial querencia a repletar su argumento de proclamas dogmáticas, las más discutibles tan del gusto del menos sugestivo tándem J. Lee Thompson/Charles bronson.

Publicado: 16/02/2009

No quiero decir tras lo antedicho que la última obra de Eastwood represente un paso atrás en su filmografía, más bien sugiere una lógica evolución de las constantes de una trayectoria que lleva no menos de veinte años ejerciendo sobre si misma el derecho a la autocrítica. No es una cuestión baladí en una carrera que ha propiciado en los últimos años, al menos, una decena de autoexorcismos: desde el director  cínico de Cazador blanco, corazón negro al entrenador desclasado de Million Dollar Baby, pasando, inexcusablemente, por el cazarrecompensas retirado de Sin Perdón: un western crepuscular que no solo ponía en su lugar a los arquetipos concebidos a partir de la imagen que Eastwood heredó del cine de Leone,  sino al propio género aludido tras una década sumamente oscura que había enterrado sus caracteres en catacumbas enteramente financiadas por la nostalgia. Gran Torino pretende hacer lo propio con el thriller setentero así como con el estereotipo que el propio Clint Eastwood había contribuido a forjar sobre su persona; no es, sin embargo, Walt Kowalski una evolución de Harry Callahan como insinúan sus teaser promocionales sino su reverso decadente en tanto el primero va a perseguir resultados diametralmente opuestos a los que podría perseguir Dirty Harry, aderezados además por el desencanto (y mala conciencia) que justificará sus acciones hasta el final.

Fotograma de Gran Torino

Fotograma de Gran Torino

En su necesidad constante de confrontar lo nuevo con lo que no lo es, Eastwood opta por reinterpretar un personaje que se sabe de memoria: viejo malencarado y antisocial, eterno aspirante a encontrar una oportunidad de redimirse más allá de la familia y de los especímenes sediciosos que de vez en cuando la conforman (como ocurre en Million Dollar Baby, la familia es retratada aquí con pinceles ásperos, subrayando sus modos carroñeros, tangencialmente despiadados); si bien en Gran Torino el camino hacia la redención es mucho más que paroxístico, incluida una mesiánica (casi crística) y liberadora secuencia final, que hurga en la herida desmitificadora que persigue toda la cinta y, por extensión, el último tramo de la filmografía de su autor.

Esta voluntad de ajustar cuentas con el pasado (además de con la familia, como se ve), en fin,  trasciende el ámbito de lo argumental hasta alcanzar al plano técnico; aquí, Eastwood va a apostar por un acabado a todas luces convencional; en este sentido, Gran Torino se sitúa en las antípodas de El Intercambio, una película de buen acabado estético y de texturas clasicistas; esta desidia formal se agrava por la existencia de un guión de lo más insípido, poblado de arquetipos de una pieza familiarmente emparentados con aquéllos que llenaron las estanterías de los videoclubs en la década de los ochenta. Ninguno de estos inconvenientes, empero,  consigue hacer de Gran Torino una película mediocre, antes al contrario. La (pen)última película de Clint Eastwood es (¿acaso su despedida como actor?) una cinta singularmente disfrutable (incluso más de lo que podría presagiar su aparente condición telefilmesca), una muestra más del talento inagotable de un autor capaz de ocultar en los márgenes de su película una aguda reflexión sobre la senectud y la distancia sideral que la separa de una sociedad poblada de individuos que parecen pertenecer a otro planeta. Es, pues, la obra de un director eternamente inspirado que no solo domina el medio cinematográfico a su antojo sino también la conciencia y gustos del espectador (aunque sus modos se revelen maniqueos). Una condición de la que solo saben los genios, por cierto.

Lo más destacado:  Eastwood en todas sus formas.

Lo menos destacado: su carácter prototípico.

Calificación: 7

J. P. Bango

djmaster en 13/01/2010

A mi realmente me parecio un bodrio, una de las peores peliculas del clint eastwood, diantres, nunca se monta en gran torino y echa bala, diantres¡

sepia d en 13/11/2009

maricas

Seoia d en 13/11/2009

sois unos mierdas todos!! k os den por el cu..!

JoseyWales en 07/09/2009

Extraordinaria película. Como siempre, Clint sabe dejar sus mensajes y el resumen de esta sociedad en la que vivimos. Los críticos, que se dediquen a otra cosa, que no tienen ni puta idea de valorar una obra maestra como esta. Matrícula de honor para el Gran CLINT EASTWOOD. Lástima que esté rozando los ochenta tacos, aunque, aun queda Clint para rato.

Dantehell en 13/05/2009

No entiendo como el papel de Clint Eastwood ,un viejo antisocial, malhumorado y con muchos prejuicios, sólo le haga falta un fotogramas para cambiar de personalidad. De echarle continuamente el puteo a los chinos pasa a participar en la barbacoa, beberse su cerveza y tragarse todo el rollo de su chaman, no existe una evolucion en el cambio. Todo es muy brusco
le doy un 3.
Por cierto, esta nota es para la de versión original, la doblada se lleva un 1.

Guelo en 15/04/2009

Clint es el dueño y señor de toda la pelicula. Impresionante. Hace reir y llorar varias veces. Una pena los actores d reparto y el doblaje bochornoso. Recomendable

Pi en 31/03/2009

Película increíble, como han dicho por ahí arriba, junto con la de Benjamin Button de las mejores del año por ahora para mí.

Me considero una persona más o menos culta pero no he entendido la mitad de la crítica, lo siento.

Jorge en 28/03/2009

Impresionante película, se mire por donde se mire. Es verdad que los secundarios son un poco flojos, pero hace un rato que la he visto y me a parecido tan hilarante como dramatica. Solo un genio te hace llorar de risa y pena en la misma cinta sin caer en la sensiblería. Resulta extraordinario poder ver todos esos problemas (inmigración, racismo, violencia y sobretodo alienación familiar) a traves de los ojos de un anciano. Con respecto a la crítica solo diré que algunos solo califican las películas con su pérfida lengua y no con el corazón, pero en fin, el que vale hace películas y el que no las critica.

CESAR en 27/03/2009

Para mi es sencillamente una obra maestra, la acabo de ver y me ha hecho reir, emocionarme y sobre todo divertirme, es de esas peliculas que cuando acaban te dejan satisfecho. 5 estrellas y los críticos a lo suyo.

Sepi en 22/03/2009

Sin duda, junto al caso de benjamin Button, de las mejores del año

Raskolnikov en 17/03/2009

jajajaja, no pienso perder el tiempo respondiendo en más de dos líneas a una crítica tan mediocre... jajajaja. Por favor! 5 estrellas

liu-liu en 16/03/2009

Se nota que el critico tuvo que escribir su meta-discurso con un diccionario en una mano (para entender la cantidad de palabras - por no decir chorradas- que usa sin ton ni son y que a buen seguro ni él mismo llega a comprender)
Me alegra ver que los criticos y el público difieren en gustos...siempre ire a ver las pelis que ellos califican peor, son las mejores.

victor en 14/03/2009

Me encantaban los telefilms de los 70.Soy un nostálgico empedernido.Por eso me gustó tanto la película;por eso y por la visión tan apropiada que da de los lazos familiares,el viejo Walt es mejor padre para un chino que para sus propios hijos.La vida misma.Ahora que tengo unos años ya lo se,y, me gusta verlo en el cine y comprobar que no soy marciano

Eze en 11/03/2009

La película me pareció excelente, desde el principio hasta el final, llena de detalles que hacen que merezca la pena verla incluso si a quien no le guste el drama. Clint Eastwood maravilla tanto como actor como director.

Sin embargo, como crítico das asco, dedicate a otra cosa.

fula5 en 09/03/2009

A mi me pareció un bodrio de película. Con olor a perdedor y viejo acabado. En la realidad terminaría con dos tiros en la cabeza. Lo demás puro verso. Lo siento, me fui del cine, porque me pareció un auténtico bodrio. Es mi opinión. Gracias.

carlos polite en 09/03/2009

Una muestra más, y van, del inabarcable talento de Eastwood, no ya solo como director y guionista, sino tb como actor. Obra más compleja de lo que su apariencia muestra, profunda, madura y sobretod rabiosamente entretenida. Que dure otros mil años más.

Aarón Vila-Madre en 08/03/2009

La critica es tan maravillosamente pedante que asusta.

ipo en 05/03/2009

Aqui esta Gran Torino en buena calidad para descargar con muchos links y subtitulos!!!
http://beltegeuse.com.ar

Matias en 01/03/2009

Me gustó la crítica, debo estar de acuerdo en algunos aspectos como el registro de Eastwood. Pero creo que por algunos comentarios no has dado en el clavo, la genialidad de Eastwood está en dar con estas historias sencillas y de aspecto sobrio para terminar entregándonos obras maestras que deberían ser contempladas como tales.

Si Gran Torino es demasiado tópica en algunos sentidos, deberían enseñarle tópicos a ciertos directores que intentan ser dramáticos y originales sin llegar a nada.

Clint es un genio, tiene mi respeto.

Jordi Revert en 26/02/2009

Hacía tiempo que no le leía, Bango, pero veo que sigue en forma. Mis felicitaciones por la crítica. Me falta verla para comprobar hasta dónde llegan esas revisiones del thriller setentero.

Saludos

fs22 en 24/02/2009

Acabo de subir el NUEVO trailer de "Gran Torino":

http://www.youtube.com/user/MarshFX

Lucas en 24/02/2009

Críticas como esta, más allá del veredicto final que nos ofrece el crítico de turno, están llenas de pedanterías y florituras superfluas de manual.

gorka en 23/02/2009

como os haceis llamar criticos de cine parece que solo teneis criticas malas.os tendrias que cambiar el nombre por que os esta haciendo malas personas.pensais siempre lo contrario que la gente normal.que una pelicula gusta a la mayoria vosotros a darla caña y si la peli es un bodrio pues 5 estrellas para ella.que pena dais

Sonia en 23/02/2009

"...que había enterrado sus caracteres en catacumbas enteramente financiadas por la nostalgia..."

Putos criticos, sois lamentables

Gonzalo en 18/02/2009

Me parece muy acertada la comparacion con las pelis del tandem J. Lee Thompson/Charles Bronson, porque es evidente que son la referencia.

Novedades en Septimovicio



Tags populares