Septimo Vicio - El cine visto desde otros t iempos

"Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal"

El cine se compone de muchas cosas, no sólo de imágenes en movimiento. Está integrado por sentimientos de muchas clases y no sólo los que te causa la película durante su visionado. Tan importantes pueden ser el antes, como el durante y el después. Esto pasa casi siempre, incluso cuando alguna vez te acercas a ver una película cualquiera y te dejas llevar por ese momento de incertidumbre ante lo que se te viene encima al apagarse las luces de la sala. Esta sensación se acrecienta cuando tienes en el calendario una fecha marcada y es en ese preciso instante cuando surge la pura magia del cine.

Publicado: 23/05/2008

Harrison Ford como Indi

Indiana Johnes

Esa ansiedad por recuperar algo que te fue muy querido, esos días previos en los que sólo quieres que llegue la hora de coger tu entrada y correr al cine, en definitiva, esas ganas de volver a emocionarte como cuando eras un crío.

Desde este previo punto de vista, la sensación que me causaba el reencuentro con Indiana tras 19 años ya valía el precio de la entrada. Comencé a amar el cine cuando con seis años me subí por primera vez a la chepa del doctor Jones y juntos corrimos delante de una enorme piedra rodante, juntos se nos cortó la respiración cuando decidimos cortar un puente colgante sobre un río infestado de cocodrilos y juntos echamos un trago de la copa de un carpintero. Y como yo, millones de niños y no tan niños. Historia viva del séptimo arte y para mi, de mi propia vida y manera de entender el cine.

Por esta razón hay que tener mucho cuidado cuando alguien se acerca de nuevo a un personaje que forma parte del imaginario colectivo de toda una generación. Lucas ya tuvo problemas con ello y habrá mucha gente que jamás le perdone la inserción de un orejudo insoportable en «La Amenaza Fantasma». En este caso, con todo el dolor de mi corazón tengo que decir que parte de la magia se ha evaporado. Ojo, parte, que no toda. Spielberg se acerca al mito con todo el respeto del mundo, tirando de esa maravillosa ingenuidad que caracterizaba a las tres primeras películas y manteniendo intacta toda su escenografía, trufando todo el metraje con guiños plenamente complacientes para los fans y respetando hasta la textura del trabajo de fotografía que en su día realizó Douglas Slocombe. Hasta aquí, todo perfecto, la película se abre con unos títulos de crédito que parecen extraídos de la «La Última Cruzada», la presentación del personaje resulta ingeniosa y divertida al estilo «Piratas del Caribe» y la secuencia inicial recupera con absoluta plenitud la esencia pura de la saga, a pesar de finalizar de una forma un tanto, por decir algo, inverosímil. Pero cuando comenzamos a caminar notamos que algo le falta. No tiene nada que ver con su impecable factura técnica, en absoluto. Harrison Ford vuelve a estar fantástico en cuanto se cala su mítico sombrero; la mala de turno, interpretada por una bellísima Cate Blanchett está maravillosamente sobreactuada; el personaje de Mutt Williams interpretado por Shia Labeouf también da perfectamente la talla y se revela como un digno compañero de aventuras (atención a su entrada a lo Marlos Brando en «Salvaje») y siempre resulta agradable recuperar a la chica de toda la vida, Marion, interpretada por Karen Allen. En este apartado desmerecen un tanto un Jonh Hurt algo desorientado y cargante y Ray Winstone intentando paliar, sin coseguirlo, la ausencia del mítico Shala.

Entonces, ¿Qué pasa?. Es posible que tenga que ver con el hecho de que hemos crecido, aunque no lo creo, ya que lo que hizo grande a la saga primigenia fue el hecho de encandilar a todo tipo de público. No, no es eso. El mágico equilibrio que se lograba en las tres películas precedentes de cara a evitar que la búsqueda de un elemento sobrenatural no cayera a veces en el ridículo no se logra aquí con tanta rotundidad. Vamos, que se les va la mano con el elemento paródico hasta el punto que en algunas ocasiones se bordea el ridículo y otras se sobrepasa esa línea con claridad a pesar de la excelencia de las secuencias de acción y eso que la saga nunca se caracterizó por su realismo, ni falta que hacía. Esto alguna vez te saca de la película y eso siempre es negativo. Otro problema es el mítico mcguffin, aquí caracterizado por una calavera de cristal de origen maya al parecer con extraños poderes, que da paso a un final que para nada pienso destripar pero que solo puedo catalogar de decepcionante, excesivamente digital y carente de encanto alguno. No se porque me da que el Lucas de los últimos años ha metido demasiado el morro en el tema con resultados algo negativos, alguien debería decirle de una vez que su fuerte nunca han sido los guiones.

Desde luego no estamos en absoluto ante una mala película, ni por asomo. En la mayor parte de su metraje es de los más entretenida. El problema es que no resulta apasionante, ya que eso no se consigue con meras autoreferencias. Los fans de la saga no nos sentiremos mal del todo, aunque tampoco satisfechos. Nos quedaremos en tierra de nadie pensando eso de que cualquier tiempo pasado fue mejor, una enorme mentira que en el caso de Indiana se convierte en una triste y a ratos insatisfactoria realidad.

Carlos Polite (cpolite @ septimovicio.com)

Kakao en 22/06/2008

Como fan de la saga me siento trístemente decepcionado. Una película mala, absurda, hecha a desgana y un borrón terrible para la excelente saga del popular arqueólogo. Escenas como las de los monos, la triple caida por la cascada, la bomba nuclear y toda la trama de los extraterrestes son de chiste. No entiendo como Spielberg ha podido hacer una ridiculez semejante. Una recomendación, si de verdad os gustan las buenas historias de aventuras al estilo las tres primeras de Indiana Jones, conseguid la novela de aventuras Los libros de cristal de los devoradores de sombras de la editorial Marlow. Lo más parecido que he encontrado a la gran saga de Indy y además os quitará el mal sabor de boca de la última película.

Jesus Lens en 25/05/2008

David, ¿me puedes mandar un mail a jesus-lens@telefonica.net? intenté contactar contigo, pero no sé porque, la palabra vicio no es bien vista por mi servidor ;-)

Yo creo que, más que el desenlace, lo que le falta de carima a la peli son las propias calaveras de cristal. No es lo mismo buscar el arca, el cáliz de la alianza, excalibur o la atlántida que unas calaveras de cristal que no sabemos qué sentido tienen.

¿Montamos una Internacional anti Lucas?

J.P.Bango en 23/05/2008

Vaya. Ese final del que hablais me da miedo. En metacritic mantiene un 66/100. Ya os contaré mañana.

aapon! en 23/05/2008

por una vez no coincido con Polite... es Decepcionante a secas.

Salvaría la fotografía y lo bien que le sienta el moreno a blanchet. Pero claro yo no soy fan de indy, condición indispensable para disfrutarla.

muy triste eso : (

carlos polite en 23/05/2008

Y dale. Algún día te explicaré donde se desarrolla Inland Empire. Quizá el año que viene.

El placer fue mutuo Iban, aunque las sensaciones finales diferentes.

David "SéptimoVicio" en 23/05/2008

Fijo que el libreto de Darabount era mejor. También escuché que existió otro de Shyamalan ambientado en la Atlántida que fue rechazado por "oscuro". Maldito Lucas!
Jejeje, muy bueno lo de Lynch. Es lo que falta en sus pelis, un John Hurt que explique la "trama". De hecho efectivamente "Inland Empire" se desarrolla en "el espacio entre los espacios". Hubo una conexión Lucas-Lynch totalmente esquizofrénica xDDDDDDDDDDD

Iban en 23/05/2008

Buenas tardes Sr. Polite y resto de lectores de este espacio:

Tras visualizar ayer la cinta en cuestión y quedarme indiferente con el final de la película, el cual si eres un poco observador y estás puesto en el tema no es tan inesperado, me quedé con una grata sensación de haber pasado una enorme tarde de cine.
Considero que la producción está conseguida y deja buen sabor de boca en general, aunque, para mi gusto, sobran algunas trazas de guión y resolución de situaciones al más puro estilo Lucas.
Conserva el espíritu de la saga con escenas de acción interminables que arrancan carcajadas, haciendo que la película se desarrolle con dinamismo y ritmo. Existen escenas, como bien recalca el Sr. Polite, que cuentan con una exageración superlativa haciendo que te descentres un poco de la trama , por otro lado no muy compleja como cabía esperar de una peli de aventuras.
En fin, bajo mi humilde punto de vista es una película recomendable y a nivel técnico nada reprochable, la cual está destinada a amantes de la saga y el cine de aventuras, así como a gente que le gusten las tomas que se quedan en la retina y personas que quieren pasar una buena tarde.

Fue un placer tener al Señor Polite a mi izquierda mientras, embobados, veíamos aparecer en el tapiz blanco al gran “Indiana Jones

carlos polite en 23/05/2008

Estoy completamente seguro que la historia que escribió Darabont y entusiasmó a Spielberg y Ford era mucho mejor que ésta. Tras 19 años de espera llenos de dimes y diretes creo que podrían haber ofrecido algo muchísimo mejor. Menos mal que Hurt lo aclara todo con el espacio entre los espacios...........ni tu adorado David Lynch oye.

David en 23/05/2008

Veamos. Creo que como para todos, la expectativa era grande. Sabíamos que no sería lo mismo pero al menos pedíamos respeto por la esencia.
La película tiene emoción, humor y mucho guiño para los seguidores y los nostálgicos. De hecho, el comienzo del film me parece fabuloso. El pasaje en el dichoso almacen también me resultó muy satisfactorio y los regalos para los fans geniales. Pero a partir de ahí...
- mucha sobrada, con momentos que o son puro CGI, puro "Jumanji" o...
- los secundarios dejan mucho que desear (pobres Hurt y Winstone)
- el final es terrible, aunque aún sigo riéndome de eso de "el espacio entre los espacios": ¡viva la interdimensionalidad!
- el doblaje me pareció nefasto
En definitiva falta la chispa de antaño pero dios bendiga a Cate Blanchett, que morbosa morena y con ese cutre acento ruso.

Ruben Divall en 23/05/2008

Coincido plenamente con tus sinceras palabras, la película es muy entretenida, por momentos llegamos a ser niños, pero la esencia no es la misma. A mi parecer demasiada acción y del final mejor ni hablar. Si no hubiese tenido ese puto final seguramente estaríamos hablando de otra cosa. Pero bueno el final podría haber sido peor porque yo estaba pensando otro final alternativo mucho más inverosimil para una secuela en otros espacios de espacios xD

Novedades en Septimovicio



Tags populares