Septimo Vicio - El cine visto desde otros t iempos

"Zodiac" por Abio Olazar

Publicado: 13/06/2007

Zodiac es una película de intriga como la copa de un pino, realizada con los métodos y estilo mas tradicionales del género, renunciando por voluntad propia a todas las facilidades que brinda la tecnología de hoy en día. En sus 158 minutos de metraje (que transcurren sin prisa pero sin ninguna pausa) no hay nada que se eche en falta, si acaso un cierto uso desmedido de los grafismos indicativos de los continuos saltos de tiempo a los que se ve sometida la historia, tomando a veces las trazas de un reportaje periodístico al uso. De hecho, nos introduce por medio de la urgencia periódistica que se vivió tras los crímenes producidos a finales de los 60 y principios de los 70 en el misterio que rodeaba al asesino en serie que se escondía con el sobrenombre de Zodiac, del que aun hoy en día se desconoce su identidad.

No se debe olvidar que Zodiac nace de un libro escrito por Robert Graysmith en el que describe los hechos de manera autobiográfica desde su privilegiada visión en la misma redacción del periódico San Francisco Chronicle. A pesar de ser el dibujante de la viñeta cómica, se encuentra presente en la reunión de urgencia que se realiza en el periódico al recibir la primera amenaza de Zodiac en forma de mensaje cifrado. Lo misterioso del caso ejerce sobre él una atracción tal que lo lleva a dedicarse en cuerpo y alma a indagar sobre la identidad del asesino. Pero no será el único, se trata de una investigación llevada a tres bandas, la búsqueda infatigable del propio Graysmith, la obsesión tornada en desesperación del periodista Paul Avery, y el detective Dave Toschi, con las dificultades propias que conlleva el intercambio de información entre cada autoridad competente al tratarse de asesinatos producidos en distintos estados.

El director David Fincher es contemporáneo y original como ninguno, sabe sacar fruto donde los demás no conciben mas posibilidades. Quien podría pensar cual iba a ser el siguiente paso de un director de películas tan pioneras como Seven, The Game, El Club de la Lucha y La Habitación del Pánico, todas ellas cargadas de una espectacularidad que ha sentado cátedra, aportando en cada una de ellas una nueva vuelta de tuerca a lo establecido. Pues bien, Fincher nos sorprende una vez mas volviendo a los orígenes, a la esencia que siempre ha hecho que una película resulte efectiva, una trama poderosa sin fisuras, un montaje efectivo y un reparto grande, muy grande.

Jake Gyllenhaal, representando al propio Graysmith, lo borda, dota al personaje de gran entereza, mostrándonos fielmente la evolución a la que se ve sometido el dibujante del periódico que termina convirtiéndose en el principal investigador de los hechos. El personaje crece y Gyllenhaal lo hace también. Robert Downey Jr., encarnando a Paul Avery, el periodista que termina vencido por la magnitud del caso a medio resolver, y Mark Ruffalo, como el detective Toschi, realizan sendos papeles comprometidos y consistentes, en los que pueden aportar múltiples matices sobre las debilidades de cada personaje.

Zodiac es una película ambiciosa en la que mantener una tensión constante sin un abuso de sangre ni disparos no es tarea fácil. Hay intriga por todos lados, el asesino siempre se encuentra en una posición ventajosa, cualquiera podría ser Zodiac, es el juego del gato y el ratón en el que los protagonistas deciden participar. Y arriesgar; arriesgan al mezclar vida privada y vida laboral, poniendo en juego su propia estabilidad física y psíquica. El cartel de la película sugiere: “hay mas de una forma de perder la vida por culpa de un asesino”. En consecuencia el espectador también se ve obligado a participar, emocionado por el daño moral al que se ven sometidos e intrigado por poder convertirse en co-protagonista de la historia, manejando los datos de la investigación in situ, en el mismo momento y lugar en el que se producen.

Lo de David Fincher son palabras mayores. Le gusta jugar y que el espectador juegue con él. Presenta las reglas del juego, nos invita a un viaje en el que enseña el camino a seguir para posteriormente dejarnos solos e indefensos. Le gusta arriesgar y crear algo nuevo. Y casi siempre, bueno.

Abio Olazar

Novedades en Septimovicio



Tags populares