Septimo Vicio - El cine visto desde otros t iempos

"Dasepo Naughty Girls" por David López

Publicado: 18/04/2007

“Dasepo Naughty Girls”, la última película del realizador coreano Lee J-Yong, pertecene a ese grupo de films extravagantes y delirantes que pueblan la cinematografía asiática y, de paso, la mayor parte de festivales europeos especializados en la producción más extrema de este mundo globalizado.

En esta ocasión, Lee J-Yong (director de corta trayectoria cuyos títulos más conocidos son “Scandal” y “An Affair”) adapta un cómic publicado exclusivamente en Internet (“Multi-Cell Girl”) donde lo más destacable es su alto contenido erótico, obvio teniendo en cuenta como sigue las andanzas y desventuras de un grupo de estudiantes del No-Use High School, un instituto conocido por las particulares prácticas sexuales de su alumnado y su profesorado.

Coloristas números musicales rebosantes de puro surrealismo pop (a años luz, eso sí, de “El sabor de la sandía” de Tsai Ming-liang), karaokes horteras hasta decir basta, ingenuo erotismo teen y, como viene siendo marca de la casa, un humor bizarro y marciano que bien debería tener su cumbre en ese “Executive Koala” que nos dejó impactados en Sitges.

Su reparto, en la línea de películas como “Suicide Club”, cuenta con adolescentes vistosos alternándose entre cíclopes marginados, estudiantes transexuales con problemas de identidad y jóvenes con todo tipo de enfermedades de transmisión sexual, ante los que nada puede hacer su profesorado, que incluye desde maestros enloquecidamente patriotas y adictos al masoquismo, como criaturas del espacio exterior que parecen una versión casposa de algún bicho gigante de “Men in Black”. Y por si no era suficiente, J-Yong introduce en la historia una secta dedicada al puro goce hedonista. Casi nada.

En el caos de este absurdo, no nos queda mucho para hablar de argumento porque éste directamente no existe y se limita a un vaivén de personajes en situaciones con mayor o menor grado de desvarío.

Su factura visual la hace indudablemente llamativa, pero su planteamiento puede resultar tedioso en numerosas ocasiones, aunque sería injusto no reconocer el entretenimiento y la risa que producen sus momentos más conseguidos e hilarantes, muchos de ellos inintencionados, por supuesto.

Destinada a convertirse en film de culto y carne de festivales (en breve la veremos en el Festival de Cine Asiático de Barcelona), y a pesar de tantas deficiencias en el guión, merece la pena visionarla en programa doble (o triple, o…).

DAVID LÓPEZ GONZÁLEZ

Novedades en Septimovicio



Tags populares