Septimo Vicio - El cine visto desde otros t iempos

"El extraño viaje" por Henrique Lage

Publicado: 16/11/2006

“El extraño viaje” es, como su nombre indica, un descenso a la España más profunda y bizarra. La España de 1964, de los pueblos, es reflejada a través de la menos conocida faceta de realizador del más famoso pelirrojo de España: el también escritor y actor Fernando Fernán Gómez.

Fracaso absoluto de público en su día y excelentemente bien recibida por la crítica pese a haberse estrenado 5 años más tarde, casi de puntillas, en una sesión doble y sin avisar, la película narra la vida de un pequeño pueblo de vida dura donde cada sábado un grupo de músicos ameniza la triste vida de sus habitantes con una pequeña charanga nocturna; en dicho pueblo, dos hermanos desconfían de su hermana cuando creen ver a alguien en su habitación; un corsé es robado de una mercería; un músico miente para intimar con una inocente chica del pueblo… lo que en principio se trata de toda una visión costumbrista de una pequeña localidad y los líos de sus habitantes pronto se ve convertido en un complejo entramado de errores cuyo único destino es la fatalidad.

A medida que avanza la película comienzan a surgir puntos de giro en cada una de las tramas supuestamente independientes, que terminan entrecruzándose y formando un misterioso crimen. La historia confluye en la delgada línea que entremezcla el suspense con la comedia, de marcado humor negro, con una historia de amor tintada de una relación enfermiza, convirtiendo la película en un particular micro ecosistema de morbosidad y elipsis argumental que mantiene su despedazada trama hasta el mismo final. Por medio de esa estructura de historias cruzadas que terminan hacia la mitad de la cinta con la imagen de dos cuerpos sobre la playa y arranca con un montaje en paralelo de una confesión y flashbacks que revelan la verdad que tan sabiamente se nos ha ocultado desde el mismo comienzo.

Algunos momentos de la película se muestran sorprendentes para la época y el régimen de censura que en aquel momento gobernaba el país. El particular fetichismo que los hermanos hacen gala al jugar con la ropa de su hermana o la manera en la que se desvela el plan de fuga a través de un juego de travestismo la hacen destacar como una película valiente y arriesgada en unos tiempos donde era bastante complejo sacar un proyecto delante de estas características. No es de extrañar se convirtiese en el film maldito por antonomasia del cine español.

Borja Hermoso la definió como “oscura, nerviosa, inquietante, pura desazón, brillante, rara, distinta, genial”, no es para menos: estamos no sólo ante un gran ejercicio de suspense y humor esperpéntico, si no a un ejercicio de autocrítica y denuncia que desgraciadamente poco se da en el cine actual patrio. La España reflejada aquí en los personajes de Venancio y Paquita es una España cateta, obtusa, ignorante y asustadiza, la España de la imbecilidad que se deja dominar antes que actuar y que al caer aquello que lo reprime, termina en su propia autodestrucción por su marcada personalidad dependiente.

La película parte de un hecho real, uno de los puntos más conocidos de la crónica negra en nuestro país, de ese mundo de crímenes oscuros en pequeños pueblos de los que se nutría la prensa; adaptada más tarde como guión de Pedro Beltrán a partir de la idea de Luís García Berlanga. El encargado de dirigir tamaño proyecto es Fernando Fernán Gómez, aun en horas bajas porque su anterior película, “El mundo sigue”, basada en la novela homónima de Juan Antonio de Zunzunegui no había encontrado estreno comercial. “El extraño viaje” es también un acercamiento al cine europeo que por aquel entonces vivía una era dorada patente en el neorrealismo italiano o en películas como “los 400 golpes”, circunstancia la cual llamó la atención de Fernando Embid que la calificó con rotundidad como una película “que ofrece al espectador de la época una obra acorde con las propuestas estéticas europeas y que, al mismo tiempo, es reconocible por un publico acostumbrado a otro tipo de producción.

Una de las características que hacen este producto más exótico es el cambio de registro de algunos de sus personajes, así pues, el galán Carlos Larrañaga es convertido aquí en un ser sin escrúpulos pero con conciencia que se descubre como la principal clave del film y el punto de unión de las historias. Rafaela Aparicio, acostumbrada a ser vista chacha graciosa en multitud de mediocres comedias de su tiempo, es aquí una mujer temerosa e inútil, que forma con el realizador de culto Jesús “Jess” Franco una pareja de hermanos de lo más ordinario y estúpido, fiel reflejo de una sociedad cabizbaja.

En definitiva, “El extraño viaje” es una película a recomendar, interesante aunque quizás hoy sea mucho más complicado entrar en una historia tan claustrofóbica y asfixiante que en el tiempo para el que fue pensada. Este “Crimen de Mazarrón” no deja de ser una de esas joyas ocultas que ponen en tela de juicio tanto a los que generalizan despectivamente al cine español como a los que se dedican a el hoy en día, y no son capaces de mostrar la misma valentía que gente como Fernán Gómez demostró hace ya 40 años.

HENRIQUE LAGE

Novedades en Septimovicio



Tags populares