Septimo Vicio - El cine visto desde otros t iempos

"El transplante" por María José López

Publicado: 03/10/2006

En la serie "Historia para no dormir" encontramos un capítulo que se aleja de las historias de terror que preponderan en la mayor parte de la serie. Se trata de un capítulo en el que se le da cabida a la crítica social y a la experimentación.

La crítica se centra en la sociedad de consumo y en la manipulación ideológica. La excusa para poner de relieve la crítica es el trasplante. La sociedad es dividida en dos grupos: uno está compuesto por aquellas personas que han sido operadas, y otro por aquellas otras que no lo han sido. Lso primeros, mediante las operaciones, ostentarían los medios económicos de los que disponen, mientras que los segundos no se han operado porque su nivel adquisitivo no se lo permite. El protagonista del relato no encajaría en ninguno de los grupos definidos, se trata de un hombre que tiene un puesto de trabajo en un periódico con un salario que le permitiría operarse pero sin embargo se niega. Prefiere sufrir el rechazo y la discriminación pero conservar su integridad, si es que en un mundo así tal cosa es posible.

El relato estaría enmarcado en una atmósfera ficticia e irreal, en una época imaginaria (la Era Trasplantaria), en la cual cualquier trasplante se puede realizar y no sólo por necesidad, sino por opulencia. La sociedad sería una sociedad de consumo trasplantario, que a su vez generaría nuevos ricos. Éstos serían los que más disfrutarían de los avances quirúrjicos, lo que traería consigo un nuevo modelo de sociedad y nuevas formas de dominación social. La autoconcienciastaría socioculturalmente mediada. Este planteamiento lleva inherente una concepción materialista de la sociedad (el individuo no nace se hace) donde lo determinante serían las estructuras económicas.

La exposición del relato mantiene una concepción pesimista, que ya fue planteada en las antiutopías de Huxley u Orwell, en las cuales el hombre se termina convirtiendo en mártir de sus propios sueños. El mundo de la ciencia en el que nos encontramos tal vez tenga consecuencias más desastrosas de lo que esperamos.

En el capítulo aparece un historiador al que se le pregunta por el origen de esta nueva Era. Señala varios sucesos en los cuales el trasplante fue un fracaso. Cabe destacar el fracaso post-operatorio de una profesora de filosofía, físicamente perfecta, conocida como la "Bomba Sexy". En ella se conjugan los elementos seductores a los que se pueden aspirar. Pero la "Bomba Sexy" tiene una psique especial, así que decide unirse a otras mujeres tan sexy como ella y formar todas un partido político, el Partido Nacional Sexualista, liderado por la ella. La máxima del partido sería la exaltación de los rasgos arios y la creación de una raza superior formada por mujeres arias perfectas. La líder del partido se dirige directamente a las masas a modo hitleriano, rodeada de simbología femenina y de la lealtad de sus camaradas de partido. Mediante este psaje se critica la vuelta a las esencia colectivas propias del fascismo y la irrupción de movimientos irracionalistas. Este irracionalismo deriva de la impotencia del individuo frente al todo social. Así que la militancia política no sería más que la exaltación del grupo. Necesidad de una identificación coelctiva que da sentido. De esta forma el nacionalismo no sería más que una religión secular que vuelve a llevarnos a los peores momentos del fanatismo religioso.

La exaltación del grupo, que normalmente se identificaa con el estado, aunque en el caso concreto de la película, se identifica con el resto de las supermujeres. Supondría la muerte del individuo autónomo, pues éste queda encadenado y se hace invulnerable a las razones. La ideología no se apoya en razones sino en creencias.

La muerte del individuo, la erosión de la autonomía del yo, propiciaría la aparición del hombre masa, que posiblemente sea el tema más destacable del capítulo. El hombre masa sería aquel que se deja llevar por la multitud. En términos heideggerianos el hombre que se encuentra inserto en el Uno. Esta situación tiene como contrapartida una carencia de relaciones interpersonales y la sustitución de esta carencia por la posesión de objetos materiales y una inseguridad creciente del yo, inseguridad que en la película intenta resolverse mediante la operación, dando lugar a una sociedad infantil y narcicista en la que se produce una ruptura de la trasmisión de los valores. La identidad personal se refugia en el trabajo y en el consumo. Al perder la autonomía individual, la personalidad depende del capricho de los estereotipos sociales.

Dentro de esta situación contextual el protagonista del capítulo decide ser diferente y no realziarse ninguna operación manteniendo así su integridad. Porque ser es ser diferente. El pensamiento de la diferencia intenta sustituir el pensamiento indentificador que nos hace ver al otro como un objeto en vez de como sujeto, un objeto al que le colocamos una etiqueta.

Pese al intento de preservar su integridad, el protagonista se ve forzado a alimentar el sistema pero no porque tome la decisión de ser igual a los demás y operarse, sino proque debido a sus problemas económicos (ya que pierde su trabajo por no adaptarse al modelo social) se ve obligado a donar sus miembros. Así, empotrado en una cama, muerte de pena en su intento de desmarcarse de las pautas sociales vigentes.

MARÍA JOSÉ LÓPEZ NAVARRO

Novedades en Septimovicio



Tags populares