Septimo Vicio - El cine visto desde otros t iempos

"Los inmortales" por Fran Parra

Publicado: 23/03/2007

¿Por qué Los Inmortales es mi película favorita?... mire usted por donde me alegro de que me haga esa pregunta.

Los Inmortales apareció en forma de trailer ante mis ojos cuando mi padre alquiló hace años la película “Enemigo Mío”, y desde que empecé a ver el trailer supe que quería ver esa película… y no paré hasta alquilarla y verla tres veces de una sentada.

A fecha de hoy debo haberla visto mas de cien veces, me se de memoria la mayoría de los diálogos, he oído la banda sonora cientos de veces, me he tragado todas las temporadas de la serie y sigo sin saber exactamente porqué me gusta tanto.

La película describe a un hombre que ha viajado por mas de cuatrocientos años de historia, que ha vivido épocas que los demás solo podemos conocer por libros y películas, que ha estado en muchos sitios y hecho muchas cosas y que está atormentado por cuatro siglos de recuerdos… pero no me gusta por eso.

La película despertó en mi una inusitada afición por las artes marciales y todo tipo de objetos cortantes, en particular espadas, Me dio una forma de entender la vida y la historia que no había siquiera pretendido soñar… pero no me gusta por eso.

Connor McLeod es un hombre perdido, alejado de unos recuerdos, una patria y un amor que ya solo viven en sus recuerdos, es un hombre que solo puede huir hacia delante, ya que no puede siquiera intentar suicidarse, toda esa carga le hace oscuro y taciturno, hace que pienses en él y en el fondo a la vez que admiración despierte pena… pero no me gusta por eso.

En contraposición a él nos encontramos con el Kurgan, un tipo feo y maloso que reparte hostias como panes y que también es inmortal, es la antitesis directa de McLeod, él disfruta de su inmortalidad sin remordimientos, es poderoso, lo sabe y además le va el rollo muchísimo, es uno de los malos mas simpáticos que he visto nunca… pero no me gusta por eso.

“Los Inmortales” ha sido a lo largo de mi vida mi Prozac particular, la veía sin descanso cada fin de semana durante una de las peores épocas que he vivido, creo que, en cierto modo, le debo el haber salido de aquello con la cabeza sobre los hombros, porque hacia que mi vida no pareciera tan mierdosa… pero no me gusta por eso.

De esta película he extraído algunas de las frases que mas utilizo, cuando alguien me pregunta “¿De donde eres?” muchas veces respondo “De un montón de sitios diferentes”… “¿Qué tú quieres?... ¿Has pensado alguna vez en algo que no sea lo que tu quieres?”… “Pasa… Preciosa”… “No ataques nunca sin controlarte, te haces vulnerable y… pierdes el equilibrio”… pero no me gusta por eso.

Cada vez que oigo “Who wants to live forever” se me saltan las lágrimas, cada vez que oigo “Hammer to fall” piso mas el acelerador, cada vez que entro en una Iglesia pienso “Aquí estoy a salvo, ninguno de nosotros violará esa ley, es tradición”, muchas veces me presento como “Juan Ramirez Sanchez Villalobos, espadero mayor de su majestad imperial el Rey Carlos Primero de España… y estoy a su servicio”, una vez un amigo me dijo “¡Joder!, pareces el Kurgan” y anduve mas ancho que largo durante toda la noche… pero no me gusta por eso.

Esta película me gusta porque… porque… porque… ¡Joder!, porque yo quiero ser un inmortal, quiero ver pasar la historia, quiero que me peguen un tiro y salir andando tan campante , quiero llevar una espada bajo la gabardina y repartir hostias como panes… pero , bueno… “Solo puede quedar uno”.

FRAN PARRA

Novedades en Septimovicio



Tags populares