Septimo Vicio - El cine visto desde otros t iempos

Entrevista a Antonio Pérez Reina

Publicado: 03/09/2007

Antonio Pérez Reina es un profesional del campo del montaje que ha trabajado con directores de la talla de Pedro Almodóvar, Imano Uribe, Eloy de la Iglesia o Luis Filipe Rocha. Con un amplio currículum centrado no sólo en el largometraje, sino también en el corto, la televisión o Internet, Pérez Reina nos desvela en esta entrevista concedida a David López algunas de las singularidades de su profesión que le ha valido una nominación a los Premios Goya.

Antonio, iniciaste tu carrera profesional como montador asumiendo el cargo de auxiliar en un trabajo de Fernando Colomo, “Tigres de papel”. ¿Qué te interesaba de la profesión para sumergirte en ella?

Me interesaba el cine desde niño y mis padres nos llevaron, a mí y a mis hermanos, a vivir a un estudio de sonorización y montaje. Era como un sueño. De ahí a entrar en un equipo sólo había un paso.

Antes de tu primera experiencia como montador en 1992, trabajaste en varios ámbitos que abarcan el cine, la publicidad o la televisión. ¿Cómo estimas todos esos años dedicados a tu evolución como profesional?

Como una escuela perfecta para mi profesión, y una enseñanza de gran valor para mi formación como persona. Básicamente el trabajo es el mismo, editar; pero el entorno humano es muy diferente.

Tu currículum te relaciona con algunos de los grandes nombres del cine español. ¿Cómo has afrontado la experiencia de trabajar con gente como Pedro Almodóvar, Imanol Uribe o Eloy de la Iglesia?

Más que afrontar, yo diría disfrutar de la experiencia. Trabajar con personas como Pedro, Imanol o Eloy, ha sido muy enriquecedor y sólo con sentarme en la mesa y escucharlos hablar con el montador, ya era como una clase magistral, imagina lo que suponen muchas tardes así en la intimidad de la sala de edición donde los directores desvelan sus secretos y sus penas…

En tu biografía destacas tu colaboración con el realizador portugués Luis Filipe Rocha, al que consideras amigo y maestro. ¿Qué hace tan especiales estos proyectos en el país vecino?

Mi relación con Luís Filipe Rocha se inició hace ya casi 14 años. En Lisboa siempre he trabajado muy a gusto porque Luís es un director que valora mucho el montaje. Cuando iniciamos un proyecto, leo las diferentes versiones de guión y le doy mi opinión y mis sugerencias. Conversamos mucho, no sólo de la película, y disfrutamos del trabajo.

En 2004 estuviste nominado a los premios Goya. No era éste tu primer reconocimiento, demostrando la valía de los montadores y los editores cinematográficos. ¿Cómo valoras esta llamada de atención sobre unos profesionales que muchas veces injustamente olvidamos en los créditos de una película?

Todos los reconocimientos a esta profesión son importantes, sobre todo desde que los directores aceptan trabajar con auxiliares, o simplemente alguien que sepa manejar un ordenador por ahorrarse un sueldo. Me parece dramático que un director deje en manos de un informático, algo tan importante para una película como la edición.

Como miembro del jurado de Escorto 2007, tendrás la posibilidad de juzgar las obras de otros compañeros de profesión. ¿Cuáles son tus directrices o prejuicios a la hora de valorar un cortometraje?

No tengo ningún prejuicio cuando valoro como espectador una película, ni de género, ni de medida, ni de presupuesto. Por lo tanto tampoco los tengo como jurado: Todo el mundo tiene derecho a un juicio justo... En cuanto a directrices, me importa mucho la historia y que todo este al servicio de ésta: los intérpretes, la decoración, la fotografía, el montaje...

Has trabajado como montador en diversos cortometrajes. ¿Crees que es una buena manera de iniciarse en el circuito cinematográfico? ¿Es posible presentar una obra estimable a pesar de sus limitaciones?

Me parece el mejor medio para meter la cabeza en este complicado mundo. Una obra cinematográfica no debe ser juzgada por su medida, sino por su calidad. Mi opinión es que hay películas magníficas que no pasan de 10 minutos, igual que hay poemas maravillosos que no tienen más que unos pocos versos, o relatos literarios de tres páginas.

¿Algún cortometraje que te haya impactado significativamente?

De lo visto aquí prefiero no dar nombres, aunque la selección tiene un nivel muy alto de calidad. En cuanto a cortos que me hayan impactado, desde Chaplin hasta Fresnadillo y su Adosados, hay un enorme espacio ocupado por pequeñas grandes películas.

Hasta aquí mis preguntas. Puedes añadir lo que quieras.

Añadir únicamente mi gratitud por vuestra invitación a colaborar en este gran festival de cine corto.

Muchísimas gracias Antonio, un placer.

JOSE LUIS PEREZ en 29/10/2007

Me ha encantado la entrevista, teniendo en cuenta que le habeis hecho a uno de los mejores montadores de este país. Su sentido del ritmo es prodigioso, algo escaso en esta profesión. Totalmente de acuerdo con Antonio en lo relacionado con la informática en el proceso de montaje, me parece una aberración.
Con respecto a tu nominación al Goya, me pareció totalmente injusto que se valorasen unos efectos especiales mas que una tarea profesional de montaje, sin subestimar, por supuesto, el trabajo del montador que obtuvo el Goya.
Mucha suerte para todos.

Novedades en Septimovicio



Tags populares