Septimo Vicio - El cine visto desde otros t iempos

Entrevista a Jim Finn

Entrevista a Jim Finn

Publicado: 09/09/2007

David López (con la ayuda siempre inestimable de Alfonso García) entrevista en exclusiva a Jim Finn, director neoyorkino de cuya filmografía hemos visto en España "Interkosmos", pequeña joyita que luminarias como IndieWire o Wired han calificado "de culto" y que mereció nuestra admiración durante el Festival de Sitges 2006. Por cierto, antes de la llegada de la edición en DVD de "Interkosmos", os avisamos de que podréis verla en el Museo Reina Sofía de Madrid este otoño.

Jim, ¿cómo prefieres presentarte? ¿Cómo director de cine o como artista?
Depende del público. Yo me considero un cineasta pero un artista se puede permitir ir más a la deriva. Si eres director de cine, ¿es necesario ser considerado como un director de género/dramático/experimental? La gente entiende que los artistas pretenden hacer algo único y distinto dentro del mundo del arte.

En cortometrajes como “Comunista!”, “El Güero” o “Wüstenspringmaus” se pueden distinguir las claves visuales y temáticas de tus futuros largometrajes, ya sea la estética retro, el uso de imágenes de archivo y propaganda, las recreaciones del espíritu del Hollywood clásico y sus musicales, karaokes, o el retrato, tanto de revolucionarios como de curiosos episodios de la vida animal. ¿Qué puedes comentarnos acerca de todos aspectos?
Mi trabajo comienza con esos cortometrajes. Me volqué por completo en el formato corto y nunca los consideré peldaños para mi futura carrera como director de cine. Ahora ya trabajo exclusivamente en largos y uso todo cuanto dispongo para filmarlos. Desde luego, el estilo se mantiene y utilizo los mismos medios.
La utilización de la propaganda es algo que me gusta especialmente porque me encantan esos films a pesar de que mucha gente los vea como algo aburrido y obsoleto. Disfruto considerándome un consultor que rastrea en busca de la propaganda más atractiva y apta para nuestra estética postmoderna. Los documentales norteamericanos de los 70 eran la versión USA de los films de propaganda comunista. Largos planos de naturaleza acompañados de una música increíble, en las que el narrador hablaba de cómo la última de las águilas doradas moriría y cosas así. Era más o menos auténticos y servían a su propósito, perpetuar las leyes que tenemos para proteger a la especie pero tendieron hacia algo más hiperbólico y sombrío que yo intento hacer más revolucionario.
Los musicales de la Edad de Oro de Hollywood eran asombrosos pero carecían de implicación política a excepción de los primeros musicales de la Warner, así que lo único que he hecho es radicalizar el género. Algo así como lo que habría sido Hollywood si Eugene Debs hubiese sido nuestro primer presidente socialista.

¿Qué crees que te ha influenciado a la hora de filmar tus cortos y largometrajes?
“Star Trek“, los musicales de Hollywood, los documentales de los 70, “Dune“, los proyectos mexicanos de bajo presupuesto de Buñuel, mi roedor Francoise y mi pitón Martin.

En tu cortometraje “Wüstenspringmaus” se ha visto “una correlación entre la vida de las ratas del desierto (gerbil) y el capitalismo del Nuevo Mundo en virtud de su incesante energía”. Parece que efectivamente en tu filmografía se mantiene intacto el interés por conectar episodios del mundo animal con acontecimientos históricos relevantes en la historia económica y política del siglo XX. ¿Por qué ese interés?
Es la visión del gerbil que predomina en la actualidad. Mi idea era hacer una trilogía usándolo como metáfora del aparentemente hermoso pero destructivo capitalismo, la social y tranquila cobaya representando el comunismo, y el conejo como símbolo del fascismo. La película sobre el fascismo nunca la rodé, pero el gerbil protagoniza este corto y la cobaya aparece en gran parte del metraje de “Interkosmos”. En mi infancia, durante la Guerra Fría, todo se usaba en beneficio de nuestro respectivo sistema económico: viajes espaciales, deportes, etc, así que por qué no animales. Algunos parecían más capitalistas, otros más comunistas.
Claro, esto es una excusa para hablar del capitalismo, de lo cual apenas si se habla en los Estados Unidos. Hablar de capitalismo es como hablar de la cantidad de oxígeno y nitrógeno que hay en el aire. Se ha convertido en algo habitual. Podemos hablar de los excesos y altibajos de nuestro sistema, o podemos hablar de la realidad política y social, pero no hay discusión fuera de la academia acerca de si el capitalismo es el mejor camino que nos queda. ¿Es una mejora para la humanidad? Para mí es una pregunta importante.

¿Qué podemos encontrar en la serie de vídeos “La lotería”?
Está un poco en el limbo ahora mismo. Estoy pensando como distribuirlo. Por lo pronto en YouTube hay un par de vídeos.

Tuvimos la oportunidad de ver “Interkosmos” en Sitges 2006 y la elegimos como una de las mejores películas del festival valorando muy positivamente su inventiva visual y su humor. Desde su premiere en Rotterdam, ¿cómo ha sido acogida la película por la crítica y el público?
Yo solía trabajar lentamente en mis primeros cortometrajes. “Wüstenspringmaus” me llevó cerca de un año terminarlo, igual que “Decision 80” y “El Güero/Comunista”. Pero me ayudó mucho las buenas críticas que tuvieron en el Festival de Rotterdam.”Interkosmos” era una suerte de viejo film experimental así que necesitaba toda la ayuda que pudiese obtener. Todavía sigue proyectándose por ahí. La audiencia estadounidense más propicia y abierta a las películas extrañas adora la película; aquellos que están preparados para una comedia-mockumentary alocada quedan decepcionados porque el humor muchas veces surge de una monografía científica o una diatriba política, algo que me encanta pero no es gracioso para el resto.
La proyectamos en Rotterdam y Leipzig. Aunque hay mucho de Alemania en la película, la audiencia anglófona responde mejor porque todo está subtitulado en este idioma (así como la mayoría de las grabaciones de voz), junto a algunos insertos en alemán. En Alemania, la gente no se reía en partes como la Canción del Carro, que generalmente había provocado muchas carcajadas, pero gustó mucho la escena en la que se decía que Albany (NY), estaba en Alemania, o que el nombre del programa espacial es "wundertüte". En general, el humor es bastante universal, sobre todo si los subtítulos están en el idioma del país en el que se ve.

¿Cómo nace la idea de rodar este film?
Rondaba por mi cabeza la idea de una película sobre una misión comunista de colonización espacial con mascotas y miniaturas. Iba a ser una secuela del film del gerbil y el capitalismo. Necesitaba actores, una cápsula espacial y metraje de archivo sobre viajes espaciales, y todo incluyendo referencias a los delfines (socialistas). Tardé un año en conseguir los fondos y el equipo. Una vez comenzó la producción, todo marchó muy rápido.

En “Interkosmos” está muy presente, a mi parecer, tanto la nostalgia de la imaginería de los años 70 como cierto cariño, no exento de humor, hacia las utopías humanas. ¿Qué te parece esto?
Los años 70 fueron una época en la que la gente estaba más abierta. Posterior a los hippys, posterior al Watergate. Jimmy Carter era presidente de Estados Unidos. Era un gran tipo en comparación con todos los animales que vinieron después. Quería consagrar la política estadounidense (no siempre con éxito) a unos ideales cristianos y tradicionales americanos de tolerancia e igualdad para todos. Y así acabó destruido. Creo que Bill Clinton lo mencionó cinco veces durante su presidencia. Ahora se ha convertido en un modelo extraordinario de expresidente, si bien la narrativa histórica afirma que no debería haber sido nunca presidente. También fue una época de relajación con la Unión Soviética. ¿Cómo habrían sido las cosas si les hubieran permitido a los Estados Soviéticos la transición de aquel sistema en vez de haberlos sumergido en el capitalismo como un cachorro que se ahoga?

Como ya sucede en muchos de tus cortometrajes la música es fantástica. ¿Es un aspecto que te preocupa bastante a la hora de realizar tus películas? ¿Qué podrías contarnos acerca del trabajo de Colleen Burke y Jim Becker?
Ambos son grandísimos músicos y es estupendo trabajar con ellos. Cada uno admiraba el trabajo del otro. Les facilité una selección de temas que me gustaban para le película y ellos crearon su propia versión que remató definitivamente el film. Yo quedé entusiasmado con su trabajo. Tomaron mis ideas y aportaron su propia visión y experiencia con un resultado asombroso.

Tu nuevo largometraje se titula “La trinchera luminosa del Presidente Gonzalo”, un film que ya se ha visto en el Chicago Underground Film Festival y que nos presenta un día en la vida de las mujeres del grupo terrorista Sendero Luminoso en la cárcel peruana de Canto Grande. ¿Qué nos puedes avanzar sobre esta película?
Quería filmar una película que ofreciese una visión estilizada del día a día en la vida de los prisioneros de Sendero Luminoso. Este grupo, la guerrilla de izquierdas más extremista de Latinoamérica, cuenta con una gran proporción de mujeres, todas fanáticamente dedicadas al Presidente Gonzalo. Quería indagar en sus vidas una vez que eran capturadas. Este grupo ha sido olvidado más o menos en Estados Unidos, pero nunca he dejado de pensar en ellos. Así que encontré una localización en Nuevo México (un correccional para jóvenes) y contraté a mujeres de origen mexicano y navajo. Pintamos los decorados, nos encargamos del vestuario, grabamos la música antes de la película, con las marchas y las líneas, filmando en esta prisión durante una semana y ya teníamos lista la película. A las pocas semanas tenía un montaje en bruto pero me llevó meses hacerlo visible. La primera versión era básicamente una serie de discursos enfáticos maoístas sin pausa y sin subtítulos. Hay mucho humor pero es distinto al de “Interkosmos”, que se prestaba a mayor ligereza en ocasiones. Es un humor más metafórico y centrado en las situaciones cotidianas de estas mujeres. Es una película distinta a “Interkosmos”.

¿Cuáles son tus futuros proyectos?
Ahora estoy rodando y editando una película sobre una videoartista surcoreana que viaja a Corea del Norte para hacer una residencia. Estoy trabajando en los vídeos que está filmando allí. Ahora los tengo que convertir en un largo. Es un proyecto divertido pero también duro porque estoy trabajando en un idioma que desconozco. Después de esto, no estoy seguro aún de que haré.

Muchisimas gracias Jim, un placer.

Robertito en 10/09/2007

si, q puntos, ademas informacion de primera sobre la sociedad pre-caida del muro de Berlin

samuel en 09/09/2007

jajaja, muy buena entrevista, Jim parece un tío estupendo!

El Presidente Chávez en 09/09/2007

"Jimmy Carter era presidente de Estados Unidos. Era un gran tipo en comparación con todos los animales que vinieron después." Te vamos a hacer hijo adoptivo de Venezuela.

Bush is a donkey, Bush is danger!

Novedades en Septimovicio



Tags populares