Septimo Vicio - El cine visto desde otros t iempos

"Suzhou River" por David López

Publicado: 12/06/2007

Aún con el recuerdo del impacto que anoche nos produjo “Syndromes and a Century”, hoy me he acercado a ver “Suzhou River”, cinta que ya había visionado en numerosas ocasiones pero que no podía dejar pasar la oportunidad de ver en pantalla grande.

El segundo film de Lou Ye, el romántico por excelencia de la cinematografía china, desvela ya las señas de identidad que alcanzarían su máxima manifestación en la celebrada “Summer Palace”, Durián de Oro en la pasada edición del Festival de Cine Asiático de Barcelona.

“Suzhou River” es una fascinante y trágica fantasía amorosa con sugerentes (pero desaprovechadas) irrupciones en el thriller criminal, que nos predispone para los romances imposibles y perecederos filmados con el frenesí visual que propician los neones del decorado urbano, la cámara en mano y los virajes fotográficos. Dos relatos paralelos situados a las orillas del río que da título al film permiten una vez más a su director alcanzar la sublimación amorosa en fotogramas de pronunciado esteticismo contemporáneo, recurriendo a elementos tan acertados como inoportunos en ocasiones, incluyendo la narración subjetiva (sin por ello caer en la obvia egolatría), la composición desestructurada y la sobreexcitación sexual. Como en la mejor tradición literaria romántica, sólo con la muerte se logra el cumplimiento y el acabamiento de la resolución amorosa, finalmente hallada azarosamente.

La libertad y el descaro de un producto clandestino como éste, hace hincapié en la pasión que los cineastas independientes chinos sienten hacia la renovación cinematográfica que se inició en Francia a finales de la década de los 50.

Precisamente esta fuerza creativa nos permite disfrutar de la película perdonándole cierto desequilibrio en su tramo final, en el que Ye se esfuerza intransigentemente por introducir al espectador en su personal discurso estrujando en exceso su concepto, provocando poco menos que una embriaguez audiovisual.

En cualquier caso, como le ocurría a Apichatpong Weerasethakul o Tsai Ming-Liang, el cine de Lou Ye está destinado a despertar tantas pasiones como animadversiones. Su particular estilo visual y narrativo maravilla o irrita, como sucede con otros realizadores extremadamente carismáticos como Wong Kar-Wai.

Novedades en Septimovicio



Tags populares