Septimo Vicio - El cine visto desde otros t iempos

"Glory to the Filmmaker!" por David López

Publicado: 16/10/2007

Quien pensara que Takeshi Kitano iba a conformarse con señalar las claves de un nuevo punto de partida en su carrera con “Takeshis” estaba muy equivocado. Porque el director japonés continua en “Kantoku Banzai” con su arriesgada deconstrucción personal y artística en una de las mejores aportaciones cómicas de toda su filmografía. Algo que sólo puede conducir al conflicto entre admiradores y detractores, entre los que la consideran una película absolutamente personal y provocadora, y los que opinan que se trata de un absurdo suicido artístico.

Partiendo de nuestra instalación en el primer grupo, días después de su visionado sigo considerándola como una de las piezas más satisfactorias y agraciadas de la obra de Kitano, porque aquí el humor no se desaprovecha y no falla como instrumento eficaz de ironía y autoparodia. Lo que en “Takeshis” era una descarga corrosiva sobre lo que se esperaba de un film de Takeshi Kitano y su status de estrella, aquí se transforma en repaso hilarante y satírico a los lugares comunes de la cinematografía nipona que tanta fascinación producen en Occidente.

Kitano se interpreta a sí mismo en este relato centrado en un director en crisis que busca desesperadamente un nuevo hit que le devuelva a las mieles del éxito internacional bajo presión de los poco escrupulosos estudios de cine. A lo largo de la primera mitad del metraje, asistimos a los múltiples intentos de Kitano por filmar una obra que reciba el beneplácito de crítica y público. Hastiado de tantear el cine de gangsters que popularizó su figura, Kitano se sumerge de cabeza en dramas costumbristas y familiares exquisitamente fotografiados en blanco y negro que recuerdan al estilo de Ozu, en wuxias llenos de piruetas que desembocan en algo parecido a una secuela de “Zatoichi“, en romances tan imposibles como poco creíbles, en las ya tediosas historias de fantasmas con los elementos harto conocidos por el público occidental o en la superproducción de catástrofes que plagia el “Armageddon” de Michael Bay. En la segunda mitad del film, Kitano desvela lo que sería esencialmente ese nuevo proyecto en el que todas estas variantes confluyen en una comedia surrealista y excéntrica con personajes desequilibrados, situaciones estrambóticas y un humorismo que aúna mala leche y fantasía con guiños explícitos tanto a los gags del anime como a títulos consagrados de la última década. Como era de suponer, todo culmina en una escena autodestructiva en la que el propio psicólogo de Kitano certifica su defunción creativa irrevocable.

Exagerando incluso aquellas palabras de Dario Argento que arremetía contra los críticos a los que consideraba poco menos que sus enemigos, Kitano se ríe de su propio estilo temático y estético dentro de las coordenadas de una tradición fílmica, alcanzando unas cotas de paroxismo creativo bárbaras cuando presenta a un alter ego que no es sino un muñeco a reproducción suya que coloca en todas las situaciones desagradables de su existencia y es el que acaba por lidiar con todo tipo de personalidades y compañías indeseables.

Con tales pretensiones, no podemos sino congratularnos de que este “conócete a ti mismo” resulte tan certero y mordaz como cabía esperar en su recorrido por el cosmos cinematográfico y su esquizofrénico talante creador. Se odiará o se amará, pero nuestra apuesta está clara: larga gloria a Takeshi Kitano.

David López

Lee en 14/05/2010

Larga Gloria a Kitano...

Se me hacen más interesantes sus pelíkulas de yakuzas, aunke eso no kita ke haya podido expresar otros aspektos de su interpretación de la violencia o el humor... y ya pronto viene kon Outrage en su retornoal cine de yakuzas!

Ibán en 03/09/2009

Pero eso sí más divertida

Ibán en 03/09/2009

Forma una perfecta duología con Takeshis', aunque no sea tan buena...

betolabs en 22/06/2009

la verdad es dependiendo de la percepcion de cada quien, para mi takeshi es un maestro, pero si hubiese visto esta pelicula como mi primer pelicula de el, la verdad no regresaria, es demasiado absurda, pero sus demas obras ...le doy besos jaja

alvaro en 05/05/2008

aun no he visto esta peli , pero ya con saber ke es la ultima de kitano la buscare, kitano es uno de los pocos directores hoy en dia ke logra impresionarme , larga vida vida al maestro de la inexpresividad. grande takeshi!!!!.

Gerardo (ALM) en 26/10/2007

La vi en Sitges, y no recuerdo haberme reído más durante una película en toda mi vida. Claro que aquellos que prefieren las películas a la vieja usanza, van a querer salirse a mitad de película.
"Obra maestra", le seguía diciendo a mi novia horas después de haberla visto juntos. Obra maestra del absurdo, la imaginación, el paroxismo, la catarsis...

Novedades en Septimovicio



Tags populares