Septimo Vicio - El cine visto desde otros t iempos

Fengming, una puesta en escena de la memoria

Publicado: 17/02/2008

Rodado de una manera rompedora, "He Fengming: una autobiografía china" destruye todos los cánones cinematográficos establecidos. Mediante un plano fijo de larga duración que se extiende más allá de las tres horas. Una manera de hacer cine que puede desesperar al espectador.

He, la anciana protagonista del monólogo que relata de manera autobiográfica los avatares de su propia vida. Ella será quien hará girar la rueda de la imaginación del público, pues sólo atendiendo a sus palabras podremos ser capaces de recrear su historia. Sólo con su voz la película podrá ser reconstruida, todo el trabajo recae en el receptor. En este caso es más importante escuchar que ver, el acento se pone en el oído. Una película que otorga preeminencia a la tradición del relato oral.

He nos narra los sufrimientos y penurias por las que tuvo que pasar. Su marido, escritor y ensayista, fue acusado por el Partido Comunista de derechista, y por ende, también ella. Ambos fueron enviados a distintos campos de trabajo para la rehabilitación política. He es capaz de describir con todo detalle como puede funcionar una máquina totalitaria de destrucción. Donde los camaradas pasan a convertirse en enemigos de la patria, donde las acusaciones y las envidias cobran un papel protagonista, un sistema en el que en ocasiones la única evidencia es la creencia.

El papel que tiene que desempeñar el director en un proyecto de este calado se reduce a lo mínimo, pues una vez fijado el encuadre de la cámara, su labor simplemente consiste en filmar y escuchar. El gran mérito está en haber sabido escoger una historia magnífica y en haberle dado a He la posibilidad de darnos a conocer y hacer nuestras sus propias vivencias.

Una obra que en algún sentido podríamos decir que es un objeto encontrado que el director ha sabido integrar en un contexto cinematográfico.

María José López Navarro

Anonimo en 18/02/2008

Pensamos que un director debe tomar cuantas más decisiones, mejor; pero a veces (este es el caso de Wang Bing) basta con una sola. Una sola decisión. Una decisión definitiva. En este caso, como dices en el texto, elegir un encuadre.

Novedades en Septimovicio



Tags populares