Septimo Vicio - El cine visto desde otros t iempos

Existence, un proyecto vital

Publicado: 18/02/2008

Cuando la vida se agota y el fin se presiente cercano surgen preguntas que son inherentes al ser humano. Esta problemática es tratada por el director polaco Marcin Koszalka de una manera formidable. El protagonista de la película, el conocido actor polaco Jerzy Nowak, reflexiona sobre su propia muerte y sobre el destino de su cuerpo. Desde la angustia se plantea que si supiésemos el día de nuestra muerte la existencia sería insoportable.

Jerzy Nowak no se conforma con que su vida termine de un modo convencional, piensa en la utilidad de su cuerpo una vez muerto, así que decide donarlo a la ciencia. Piensa que puede contribuir a que los demás obtengan conocimientos y a su vez puedan ser transmitidos. Aunque no todos sus allegados le apoyan en esta decisión.

Vive con la idea de que una vida tiene que ser para algo, el proyecto de la existencia no se agota con la muerte de un hombre, sino que siempre hay algo que permanece. Algo del hombre se mantiene tras la muerte, esto es, una huella. Alguna aportación por la que se pueda afirmar que la vida merece ser vivida. Contempla esta posibilidad en la ciencia. Un sentido que sólo puede estar basado en el conocimiento y en la esperanza de colaborar en un proyecto superior. Se trata de un film que no está fundado en cuestiones de fe, sino que de alguna manera lo que se intenta es racionalizar la muerte. Buscando algo superior, algo que nos desborde y que no sea un ser divino, sino algo real y fáctico: la ciencia.

La perspectiva que tienen los científicos sobre la donación del cuerpo se traduce en una regulación legal, visto así el hombre pasa a convertirse en un espécimen, en un objeto, que no existe legalmente en cuanto humano. No existe ninguna dualidad, sólo cuenta el cuerpo. En un caso como este lo único a respetar es la huella que el hombre deja tras su existir.

La existencia de un hombre nunca puede ser vista como un mero objeto, es el origen de la acción, del pensamiento, que no es conocimiento sobre algo. La existencia es lo que se refiere y relaciona consigo mismo , y con su propia trascendencia. El hombre existe en la medida en que es origen de sí mismo y se hace a sí mismo, mediante acciones libres. En el caso del protagonista su última decisión libre es el destino de su cuerpo. Por esto se debe abogar por la no objetualización científica del hombre, lo cual no quiere decir que sea ilegítima e innecesaria la investigación con cuerpos humanos. La no cosificación del hombre es el reto ético que debe proponerse alcanzar el proyecto científico.

María José López Navarro

Novedades en Septimovicio



Tags populares