Septimo Vicio - El cine visto desde otros t iempos

Steyerl y Hovhannisyan: documentando el horror de la guerra

Publicado: 18/02/2008

En un momento histórico convulso, donde los valores, los fines últimos y nuestra propia humanidad queda en entredicho, parece que no son pocos los que se han lanzado a recuperar la memoria perdida, las historias errantes que nunca fueron televisadas y que corren el riesgo de caer en el olvido.

Por ello no me extraña descubrir en el festival numerosas propuestas cuya máxima meta es la de rescatar un pasado, casi siempre doloroso y trágico, que por encima de todo brinda una lección para el futuro sobre los errores y las miserias que nunca deberían repetirse. Mirar hacia atrás nunca es fácil. Porque significa recobrar los rostros agotados de los que ya no están, rememorar el sufrimiento de un pueblo gravemente herido, descubrir que la justicia nunca termina de colocar a cada cual en su sitio.

Como en el caso de Wang Bing, estas obras de género responden a una labor esencialmente histórica y moral, la de testimoniar lo que una vez fuimos y lo que deberíamos ser para las futuras generaciones.

Es por ello que las dos piezas presentadas hoy en sesión matinal, el cortometraje "Journal nº 1: An Artist's impression" de Hito Steyerl, y el largo "A story of people in war and peace" de Vardan Hovhannisyan, resultan admirablemente necesarios por su compromiso y su captura de los pequeños retratos, a veces anónimos, en ocasiones con nombre y rostro, que relatan lo que el todopoderoso cuarto poder se empeña una y otra vez en ocultar en pos de intereses que no llegaremos nunca a comprender del todo.

En el caso de Steyerl (de la que afortunadamente hemos descubierto su obra por vías alternativas), la intención es documentar la reconstrucción simbólica del primer noticiario yugoslavo, que como otras grandes obras, archivos y partrimonios, se esfumó pasto de las llamas en tiempos de la guerra que desgajó los Balcanes en los 90 después de resistir el paso del tiempo en una lata de película en la Filmoteca Nacional, institución que, combinando la fragilidad de la memoria resquebrajada y la mano del artista que busca plasmar los difusos recuerdos de aquellas imágenes, comparte esa pasión por rescatar. En cuanto a la película de Hovhannisyan, un doble retrato del cruel genocidio armenio: el del horror de la guerra, en la que el desastre humano no impide la camaradería y el más profundo amor por la vida, a través de los ojos/la cámara de un periodista reconvertido en testigo de primer orden y compañero de fatigas, y el de la memoria histórica y la reconciliación personal, obligando a los supervivientes a reflexionar sobre el conflicto, la deshumanización y los muertos. Sobre el costo real de la catástrofe y sobre las cicatrices que aún hoy permanecen.

Precisamente el film del realizador armenio nos remitió a ese magnífico mediometraje ("1937") presentado por Nora Martirosyan el pasado sábado, en proyección conjunta con "The Bell" de Stonys. Ambos arrojan luz sobre una nación (Armenia) marcada por la represión y el terror belicista. Ambos ofertan la posibilidad del diálogo entre dos tiempos distantes. Pero si Hovhannisyan recurre a la crudeza del fotoperiodismo propio del corresponsal de guerra que no debe rendir cuentas ante medios manipuladores, Martirosyan se preocupa por coordinar inequívoca sensibilidad y ternura en el primer capítulo de su corto, ciertamente tan narrativo como experimental (mi compañera María José ya lo ha destacado como "uno de los fragmentos más bellos y poéticos vistos en el festival"), con el fotomontaje testimonial del segundo capítulo, que presta la debida documentación al todo.

Precisamente cerramos esta entrada con una fotografía de la presentación a cargo de la directora la pasada noche. Y desde luego, a los que tengan la posibilidad, no me gustaría dejar de recomendarles las sesiones de tarde del ciclo "Imagen y silencio en la tradición cinematográfica postsoviética", o la proyección, en horario nocturno, de "Nobody's Child" del realizador chino Chao Gan, uno de los proyectos del Asian Network of Documentary que Punto de Vista estrena en rigurosa primicia.

David López

Ruben Demirjian en 20/02/2008

Me alegra leer este articulo y mas me alegra que cada vez haya mas personas comprometidas con la Causa Armenia.
Grasias

Novedades en Septimovicio



Tags populares